¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Parejas

6 Razones por las que te Sientes Solo en tu Relación de Pareja o Matrimonio

Cuando das el paso, te casas con esa “persona elegida”, tu compañero de vida, puedes pensar que estás preparado para la vida, que te has casado con tu mejor amigo, ¿verdad? “No más noches solitarias”, como dice la canción de Paul McCartney. Pero, por desgracia, eso no es necesariamente así. La soledad en el matrimonio afecta a millones de parejas en todo el mundo. Y aquí es donde al menos uno de los miembros de la pareja, normalmente la mujer, se siente emocionalmente abandonada.

¿Por qué me siento (o sola) en mi matrimonio o relación de pareja

Matrimonio y soledad no parecen dos palabras que deban ir de la mano. Sin embargo, a menudo es así. La soledad es real para muchas parejas. En este punto, puede que te preguntes por qué es así, por qué tú y/o tu pareja pueden estar experimentando la soledad en su matrimonio, el matrimonio que imaginabas que sería su refugio seguro.

Tal vez, la conexión que una vez tuvieron ha desaparecido o, al menos, se ha atenuado tanto que apenas se nota. Tal vez, a lo largo de los años, su comunicación se ha vuelto abiertamente argumentativa y hostil. Lo que empezó como pequeñas discusiones constantes, con el tiempo se convirtió en grandes broncas. Y para evitar esas interacciones destructivas, dejan de hablarse por completo.

La falta de intimidad emocional, que, en algunos casos, puede llevar a relaciones extramatrimoniales, es otra de las razones por las que puede sentirse solo en su matrimonio.

Además, es posible que se sienta sin apoyo de su cónyuge. En los momentos de mayor presión, es posible que su pareja no muestre suficiente empatía con sus sentimientos, lo que le obligará a alejarse y provocará una lenta erosión de su conexión emocional.

6 razones por las que te sientes solo en tu matrimonio

Veamos más de cerca algunas de las variables que pueden hacer que la soledad se cuele en un matrimonio.

1. El miedo a su cónyuge

Si, por desgracia, está casado con alguien que es emocional y psicológicamente abusivo, no hay duda de que está experimentando largos períodos de soledad. Si temes a tu cónyuge, su comportamiento agresivo y sus golpes verbales, probablemente pases mucho tiempo evitándolo o caminando sobre cáscaras de huevo para evitar cualquier tipo de conflicto.

Para complicar aún más las cosas, durante los primeros años de su matrimonio, es posible que su pareja le haya aislado de su familia y/o amigos, lo que le hace sentir que no tiene a nadie a quien recurrir.

Esta es una causa muy seria de sentirse solo en el matrimonio y que debe ser abordada. Vivir aterrorizado no es forma de vivir.

2. Horarios frenéticos

Puede que tú y tu pareja sean como barcos que se cruzan en la noche. Quizás, uno de ustedes llega a casa después de que el otro esté dormido o se va antes de que el otro esté despierto. Si es así, lo más probable es que no conecten mucho. Esto puede hacer que pierdan el contacto entre ustedes, que dejen de compartir todos los pequeños acontecimientos diarios. Con el tiempo, esto crea una grieta en el tejido de su relación que se siente demasiado grande para remendar.

Según 5 Hacks for Making It Work When You Have Opposite Shifts As Your Spouse, de Drew Hendricks, los horarios incompatibles “pueden causar estragos en su relación, pero sólo si usted lo permite”. En toda relación es necesario hacer concesiones, y ésta puede ser una de las más importantes. Sin embargo, no dejes que se reduzca a comparar qué trabajo es más “importante” o “estresante” porque nadie va a ganar. Todos los trabajos son importantes, estresantes y tienen pros y contras”.

Cuando priorizas tu carrera y/o tus hijos sobre tu pareja, la solidez de tu relación puede volverse muy insostenible. Por supuesto, tanto la carrera como los hijos necesitan atención, pero no a riesgo de perder el matrimonio. Tiene que haber un equilibrio en todos los aspectos de la vida en común.

Hay que discutir los horarios, tanto en torno al trabajo como a los hijos (si los tienes), teniendo en cuenta la importancia de lo que está en juego: ¡tu matrimonio!

3. Falta de apoyo emocional

Las cosas suceden. Las situaciones desafortunadas aparecen en tu puerta cuando menos lo esperas. En ese momento, esperas que tu pareja esté a tu lado, que te apoye y te levante cuando estés mal. Si una y otra vez no te sientes apoyado emocionalmente, eso puede (y suele) crear distancia y soledad en la relación.

Por ejemplo, supongamos que tu padre de 90 años muere. Estás destrozado porque estaban muy unidos. Pero tu pareja no dice mucho, y cuando lo hace, es: “Bueno, vivió una larga vida. Está en un lugar mejor”. No quieres escuchar clichés comunes. Quieres sentir que tienes un ancla en tu momento de dolor.

Si ese apoyo emocional ha faltado en tu matrimonio y tu pareja no ha mostrado constantemente mucha compasión o empatía, puedes ver claramente cómo eso perjudicaría la relación y germinaría las semillas de la soledad en tu matrimonio.

En el artículo ¿Qué pasa si no hay apoyo emocional en una relación? de Lori Jean Glass, menciona que “en las relaciones significativas, el apoyo emocional se ofrece por parte de ambos individuos y los acerca el uno al otro. También les ayuda a establecer una base para su futuro juntos. Además, la práctica de ofrecer apoyo emocional proporciona una base para poder resolver los conflictos con amabilidad, ver a su pareja desde un lugar de realidad y apegarse con seguridad el uno al otro.”

4. No hay intimidad sexual

¿Con qué frecuencia tiene usted intimidad sexual con su cónyuge? En los matrimonios en los que uno o ambos miembros se sienten solos, rara vez las parejas hacen el amor o se toman el tiempo para establecer un vínculo. Además, las pequeñas muestras de afecto que se daban con regularidad al principio, como un beso de buenos días, una caricia en el hombro, un pellizco en el trasero, etc., pueden haber desaparecido por completo.

Esas muestras de afecto pueden parecer insignificantes, pero no lo son. Son la antesala de la intimidad sexual. Si no experimenta ninguna de ellas, lo más probable es que se sienta solo.

“Los simples momentos de contacto entre los cónyuges son invitaciones a recordar el regalo de una vida compartida. Un beso. Un abrazo. Un apretón en el hombro nos obliga a frenar, aunque sea por unos segundos. Nos permiten notar y ser notados. Estos momentos de afecto público nos enraízan y nos estimulan”, dice Jenny Leboffe en su artículo Public Displays of Affection are Good for your Marriage and Family (Las muestras públicas de afecto son buenas para el matrimonio y la familia).

5. Ausencia de tiempo de calidad

Si usted y su cónyuge se ven 20 minutos a la semana entre que llevan a los niños al fútbol y al ballet y un horario de trabajo agotador, puede surgir el rigor mortis de la soledad. La ausencia es una de las formas en que las parejas pierden el contacto entre sí.

¿Por qué es importante el tiempo de calidad? Según Jane Ohm, “porque, por mucho que se conozcan, con el tiempo habrá algo nuevo que descubrir, incluidos sus cambiantes intereses, pasión, aspiraciones e incluso amigos o enemigos. Por tanto, la comunicación eficaz y el tiempo de calidad juntos desempeñan un papel importante en el mantenimiento de una relación, evitando que se vuelva aburrida”.

No es necesario reservar grandes espacios de tiempo para el otro, aunque estaría bien. Pero es importante que el tiempo que compartan sea significativo. Esto les permite estar en sintonía con la vida del otro. Todas las pequeñas cosas se suman a las grandes. ¡Crean una vida!

6. Viejas heridas que nunca se curaron

En algunos casos, las desavenencias se deben a heridas anteriores no curadas que se produjeron al principio del matrimonio.

Como ejemplo, pondremos a una pareja que lleva seis años casada y que actualmente experimentan esta precisa situación. Al principio de su matrimonio, la madre del joven se entrometió e intervino, molestando a la esposa y provocando una separación que se prolongó durante meses. Finalmente, la suegra se disculpó y ahora parece que las cosas se están arreglando, pero las viejas cicatrices permanecen.

El joven se siente atrapado en medio de la relación de su esposa y su madre. Constantemente siente que tiene que tomar partido. Esto se suma a su sentimiento de soledad en el matrimonio porque no siente que pueda hablar con su mujer o con su madre sobre sus emociones sin agitar el avispero.

Las viejas heridas deben sanar para que la pareja pueda avanzar en el matrimonio. Las heridas del pasado deben ser resueltas y guardadas donde pertenecen: ¡en el pasado!

Si estás casado y te sientes solo y abandonado, ¿qué puedes hacer para mejorar las cosas? Hay un sinfín de cosas que puede empezar a poner en práctica inmediatamente.

6 cosas que puede hacer para evitar sentirse solo en su matrimonio

La soledad no tiene por qué ser una sentencia de por vida. Aquí hay algunas cosas que puedes hacer para evitar sentirte solo en tu matrimonio y mejorar tu relación.

1. Establezca citas semanales

Un matrimonio en el que la pareja hace algo divertido con el otro semanalmente no deja mucho espacio para sentirse solo en ese matrimonio. La conexión se mantiene fuerte. Están constantemente al tanto de los acontecimientos de la vida del otro, y tienen algo que esperar cada semana.

Según el artículo 5 Less-Knowns Reasons Why Date Night is Important, “los científicos sociales han descubierto que las mujeres que pasan al menos un periodo de “tiempo de pareja” a la semana con su cónyuge son hasta 7 veces más felices en su matrimonio”.

Así que, ¡ve y planifica esa cita!

2. ¡Habla, habla, habla!

Uno de los mayores problemas en las relaciones en las que una o ambas partes se sienten solas es la falta de comunicación. La pareja ha dejado de hablar. Están demasiado ocupados viviendo sus vidas individuales e importantes y han descuidado su relación, pensando que ésta se va a arreglar sola. Las conversaciones profundas son necesarias para mantener la relación activa y sana.

Según Marni Feuerman:

“Estas conversaciones más profundas son necesarias para crear el pegamento que os mantiene unidos y crea la intimidad que la gente desea en su matrimonio. Es fundamental que hablen de los altibajos que han salpicado la semana. Estos temas pueden ser de interacciones externas con otras personas o algo específicamente entre usted y su cónyuge”.

Hable con su pareja. Hable de todo: de su trabajo, de sus expectativas, de sus decepciones, de sus alegrías, de sus miedos, de sus pasiones. Esfuérzate siempre por aprender más sobre ellos.

3. Haz un viaje por los recuerdos

Veamos un ejemplo: En un Día de San Valentín, puede decidir hacer un viaje por el carril de los recuerdos. Puedes hacer una cesta de picnic y luego llevarla al parque o lugar donde se conocieron. Allí, almuercen y recuerden. También pueden pasar por la primera casa o departamento donde vivieron, y algunos otros lugares favoritos que frecuentaban. Será un día increíble. Todo el tiempo hablarán de todas las cosas divertidas que solían hacer y de lo lejos que llegaron en su relación.

Hacer un viaje por el carril de los recuerdos es una forma estupenda de devolverle la chispa a tu matrimonio y de eliminar cualquier soledad que pueda haberse colado debido a la negligencia. Es una forma de volver a conectar, de sentir el amor que se vivió inicialmente.

Nota: Si, por alguna razón, no puedes hacer físicamente ese viaje por el carril de los recuerdos, revisa las fotos o simplemente habla de tus recuerdos favoritos.

4. Son las pequeñas cosas…

Cuando piensas en hacer algo para mejorar tu matrimonio y dejar de sentirte solo, puede que te imagines que tiene que ser un gran gesto. Pero no es así. Hacer constantemente pequeñas cosas por el otro demuestra que se preocupan por él.

Por ejemplo, llenar su botella de agua, poner una taza de café para ellos, bajar la cama, hacer la cama, etc. son pequeñas cosas que demuestran amor. Esos actos de servicio se convierten en grandes señales de amor.

¿Cómo puedes sentirte solo si entras en tu habitación dispuesto a hacer la cama y ya te la han hecho? Apuesto a que no te vas a sentir solo. Vas a sonreír y sentirte agradecido por el bonito gesto.

5. Mostrar comprensión, compasión y respeto

En un matrimonio en el que cada miembro de la pareja muestra comprensión, compasión y respeto, hay unidad. Cuando hay unidad, ¿cómo puede existir la soledad en ese matrimonio? No puede.

Si se tratan mutuamente con amabilidad y respeto -están ahí para el otro en todos los sentidos- nadie se sentirá desatendido, lo que en última instancia hace que la gente se sienta sola.

Trate a su cónyuge como trataría a su mejor amigo. Pase tiempo y demuestre amor. Respete lo que son como personas. Haga cosas que le demuestren su amor, con regularidad, no sólo en el día de San Valentín o en su cumpleaños. Todos los días son buenos para trabajar en su matrimonio. Y si lo haces, la soledad no podrá recuperar el aliento.

6. Emprender un pasatiempo juntos

Si tú y tu pareja pasan tiempo haciendo algo que les guste a los dos, es imposible que se sientan solos.

Por ejemplo, hagan ejercicio juntos o encuentren un pasatiempo que les guste a los dos. Puede ser armar un gran rompecabezas, jugar a un juego de mesa, o tal vez dar largos paseos en bicicleta los fines de semana, ir de excursión por un sendero panorámico, ver juntos sus películas o programas favoritos, y luego hablar de ellos, salir a pasear y compartir los mejores momentos del día. Todas estas son formas divertidas de cuidar tu matrimonio.

En Conclusión

Tu matrimonio no tiene por qué incluir la soledad. Si hay problemas que están causando la soledad (excepto el número 1, “Miedo al cónyuge”), que es bastante serio y puede requerir dejar la relación, aborden esos problemas. La terapia de pareja puede ser un salvavidas, o puede empezar a poner en práctica las sugerencias mencionadas anteriormente y notar cómo su matrimonio empieza a prosperar de repente.

Recuerde que, antes de que ocurra nada, debe tener una conversación con su cónyuge. Puede que ellos no sean conscientes de que te sientes solo en tu matrimonio. Hable de ello. A continuación, vea qué medidas puede poner en marcha para eliminar esos sentimientos de aislamiento.

Si ambos se quieren, y mejor aún, se agradan, habrá voluntad de mejorar las cosas. Entonces, lo único que queda es ponerse a trabajar. Y con eso, ¡puedes hacer una aventura muy divertida!

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario