¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Cuerpo y Bienestar

La Única Música Que Realmente Alivia el Estrés y el Dolor

El estrés está en todas partes. Incluso cuando sientes que estás prosperando en algunas áreas de tu vida, siempre habrá estrés por otro lugar. Una manera que la gente elige para reducir el estrés es escuchando música, específicamente, poniendo que sus canciones favoritas se repitan a cada momento.

Escuchar sus canciones favoritos hace que la gente se sienta mejor. Pero una reciente investigación ha demostrado que tu música favorita puede no ser la mejor opción para aliviar el estrés y el dolor.

Escuchando… Rápido y Lento

Incluso si las melodías más rápidas te hacen sentir mejor o más optimista, sólo las melodías más lentas te ayudan a reducir el estrés y la ansiedad.

Los latidos lentos tienen un efecto meditativo. Los latidos más rápidos no pueden realmente inducir a ese mismo tipo de sensación. En lugar de ello, por lo general fomentan un pensamiento más alerta y concentrado. Esto es útil para otras situaciones pero no para reducir el estrés.

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Monash demostró que una música clásica más lenta podría ayudar a reducir “la ansiedad, el ritmo cardíaco y la presión arterial”. La respuesta del cerebro a la música clásica puede incluso ayudar a aliviar los síntomas de depresión, así como la ansiedad y el estrés diario.

Los ritmos musicales más lentos pueden alterar la velocidad de las ondas cerebrales, induciendo un estado más meditativo o hipnótico. Científicos e investigadores cognitivos en musicoterapia han pasado mucho tiempo estudiando cómo los ritmos musicales impactan nuestras ondas cerebrales y estados emocionales. Por eso es por lo que tantas culturas (incluyendo la mayoría de las religiones) hacen que la música ceremonial lenta sea parte de sus rituales importantes.

También se ha demostrado que escuchar música con los auriculares reduce el estrés y la ansiedad en los pacientes hospitalizados que necesitan cirugía. Puede ayudar a reducir tanto el dolor físico como la angustia emocional de los pacientes con dolor crónico y postoperatorio.

Las Melodías Relajantes No Tienen Que Ser Aburridas

Sin embargo, las canciones lentas, especialmente la música clásica, pueden sonar aburridas para algunas personas. Cuando te obligan a escuchar canciones lentas que no puedes disfrutar, no reducirá tu estrés, sino, te dará tensión. No necesitas forzarte a escuchar música relajante que no te guste.

Si no te gustan ese tipo de canciones, te recomiendo esta lista de reproducción de Spotify “Soothing Strings”. La música es tranquilizadora pero no aburrida para cualquiera que no esté acostumbrado a escuchar música lenta.


Aquí tienes también un par de de canciones en YouTube que puedes probar:

Empieza a explorar tus géneros favoritos para encontrar canciones que te gustaría usar para calmar tu ansiedad. A medida que exploras más y más música, encontrará pistas cada vez más eficaces y personalizadas a tu gusto. No te esfuerces en escuchar música que no te gusta, pero mantén una mente abierta mientras escuchas y preste atención a cómo los ritmos y melodías afectan tu estado de ánimo. Puede que incluso te sorprendas a tu mismo.