¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Familia Finanzas y Dinero Hogar

¿Debería Tener un Testamento o un Fideicomiso en Vida?

La planificación de una herencia puede ser confusa. Usted tiene una multitud de opciones de cómo sus bienes deben ser manejados en caso de su muerte. Mientras que un testamento es una ruta que la mayoría de la gente toma para dirigir sus bienes después de la muerte, hay momentos en los que tener un fideicomiso en vida es más beneficioso.

¿Qué es un testamento?

Un testamento es un documento legal. Contiene un plan de distribución de sus bienes en caso de que usted fallezca. Esencialmente, le permite tener una aportación final sobre la forma en que su patrimonio debe ser administrado, incluso si usted no puede hacer los cambios mencionados por sí mismo.

Su testamento incluye un albacea designado. Un albacea es una persona que usted selecciona para ayudar a distribuir sus bienes según lo establecido en su testamento. El albacea no tiene voz ni voto en la administración de sus bienes hasta su muerte. A su muerte, su patrimonio pasa por un proceso de legalización. Durante estos procedimientos judiciales, sus bienes se distribuyen de acuerdo con las instrucciones del albacea como representante de su testamento.

¿Qué es un fideicomiso en vida?

Un fideicomiso en vida es también un documento legal que coloca todos sus bienes en un fideicomiso. El fideicomiso funciona, con usted designado como el fideicomisario, hasta su muerte o hasta el punto en que usted quede mentalmente incapacitado.

Antes de su muerte, usted tiene plenos derechos para administrar los bienes mantenidos en el fideicomiso como considere conveniente, a la inversa, usted no es el propietario legal de los artículos. En cambio, el fideicomiso es el propietario legal. Usted simplemente mantiene el derecho legal de administrar los bienes que el fideicomiso posee. En lugar de designar a un albacea para que administre la distribución de sus bienes, usted selecciona a un fideicomisario sucesor para que asuma el control del fideicomiso en caso de que usted ya no pueda administrar los bienes.

¿Cuál es el adecuado para usted?

Para ayudarle a decidir qué opción es la más adecuada para usted, hay que tener en cuenta algunas consideraciones. De acuerdo con Steve Bliss, un abogado especialista en sucesiones y planificación de patrimonio, uno de los beneficios de usar un testamento en vida es que puede mantener todo fuera de la Corte de Sucesiones.

Normalmente, a su sucesor fiduciario se le permite tomar el control inmediato del fideicomiso en caso de que usted quede incapacitado, o si usted fallece. Esto permite que los bienes se distribuyan más rápidamente, ya que los procedimientos judiciales no son necesarios. No obstante, un fideicomiso en vida también puede ayudarle a mantener un nivel de privacidad. Como parte de los procedimientos de sucesión, su testamento se presenta al tribunal para abrir la sucesión. En ese momento, su testamento se convierte en un registro público. Esto significa que puede ser leído por cualquiera que lo solicite, permitiéndole verificar lo que dejaste y a quién se lo dejaste. Los documentos del fideicomiso sólo pueden ser vistos por los beneficiarios o herederos, dependiendo de las leyes que rigen el proceso en cada país. Por consiguiente, la única manera de que la información se convierta en un registro público es si se presenta una demanda sobre la validez del documento.

Mientras que un testamento sólo entra en vigor a su muerte, un fideicomiso en vida puede ser promulgado si usted se vuelve incapaz de manejar el fideicomiso. No obstante, esto puede incluir casos de enfermedad mental, así como condiciones médicas que lo incapaciten para administrar los bienes, como un coma prolongado. Si bien los bienes del fideicomiso no se distribuirán hasta su muerte real, el fideicomisario sucesor puede hacerse cargo de la gestión de los bienes inmediatamente.

¿Tener un fideicomiso en vida significa que no necesita un testamento?

Que necesites un testamento y un fideicomiso de vida depende de unas pocas variables. Por ejemplo, si usted es propietario de otros bienes que no están en el fideicomiso, puede querer un testamento para administrar cómo se distribuyen esos bienes a su muerte.

Además, muchos estados exigen que las cuestiones relativas a la custodia de los hijos se aborden en un testamento, y no en un fideicomiso en vida.

Cómo decidir

Por consiguiente, la mejor opción para usted puede ser simple o puede que la encuentre difícil. En caso de duda, busque la asistencia de un profesional jurídico que se especialice en el área de la planificación patrimonial y la sucesión.

Además, esto puede permitirle hacer preguntas sobre su situación específica y determinar qué camino funciona mejor para satisfacer sus necesidades.

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario