¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Desarrollo Personal Productividad

Cómo Trabajar Para Conseguir un Equilibrio de Vida Saludable

En la vida, a menudo parece que estamos haciendo malabares con un millón de cosas, y suele ser, de hecho, el caso de que tratamos de hacer demasiadas cosas a la vez. Encontrar un equilibrio saludable en la vida significa alinear todas las áreas de tu vida para que no estén en constante conflicto. ¿Te has encontrado alguna vez trabajando en exceso o acumulando demasiadas horas y descuidando el tiempo con tu familia o la rutina de ejercicios que sería buena para tu salud?

Hay personas que están constantemente ocupadas y hacen varias cosas a la vez cada hora del día y hasta la noche. A veces es difícil apagar nuestro cerebro y concentrarnos en estar presentes. Suele ser un buen consejo cuando alguien te dice: “Deja el trabajo en el trabajo. Cuando termine tu día, acaba con él”. El equilibrio en la vida significa que cada área de tu vida se mantiene donde debe estar.

Durante muchos años, dirigí un negocio, y acabó interrumpiendo casi todas las áreas de mi vida. Era difícil saber dónde y cuándo poner límites, y constantemente mordía más de lo que podía masticar. En consecuencia, mi salud y mi placer por el trabajo disminuyeron. Era “todo trabajo y nada de diversión”, lo que también afectó a mis relaciones.

Lograr el equilibrio como empresario o como alguien que hace muchos malabares en general puede parecer una tarea desalentadora. En realidad, el equilibrio consiste en evitar que la balanza se incline demasiado en una dirección. El estrés hace acto de presencia cuando acumulamos demasiado de algo. Ese “algo” suele ser el trabajo, pero no siempre. Puede que tengas hijos con horarios exigentes, problemas de salud graves que requieren una atención constante o una relación incipiente a la que tienes que dedicar mucha energía.

Si te has visto incapaz de sacar tiempo para prepararte comidas sanas o tomarte descansos para oler las rosas de vez en cuando, eso puede ser una señal de alarma de que te estás excediendo en algo y estás en un camino peligroso hacia el agotamiento.

¿Por qué es importante el equilibrio vital?

El estrés es una cosa (destructiva). Estar sobreestresado es cuando el estrés se vuelve crónico y recurrente hasta el punto de desarrollar síntomas. En un momento u otro, nos hemos encontrado con un exceso de compromiso, hipercompensación y tratando de ser todo para todos los demás menos para nosotros mismos.

Es humano querer complacer a la gente y dar, dar, dar. Por ello, no es raro que nos excedamos en uno o varios aspectos de nuestra vida, sin darnos cuenta del coste. Puede ser difícil aceptar que tienes limitaciones, que no eres sobrehumano y que, aunque ames lo que haces, no quieres estar sobrecargado y constantemente agotado.

Es importante empezar a simplificar tu mundo siendo honesto sobre tus limitaciones y siendo abierto con los demás para maximizar tu tiempo y ser eficaz en tu trabajo. Encontrar las áreas de tu vida en las que puedes minimizar y simplificar es un buen primer paso. Una vez que empieces a integrar el equilibrio dividiendo tu día o tu horario, te sentirás mucho más ligero y mucho menos estresado.

Cómo crear un equilibrio de vida saludable

Encontrar un equilibrio de vida saludable es difícil pero factible. Imagínese que está de pie sobre una fina pieza de madera. Para encontrar el equilibrio, ¿qué haces? Te balanceas. El equilibrio consiste en ser flexible y cambiar tu vida según las circunstancias en las que te encuentres, no en enfrentarte a la vida con rigidez. Para ayudarte a empezar a encontrar tu propio equilibrio vital, aquí tienes algunos consejos y trucos.

1. Haz un gráfico

Crear un gráfico circular o algún tipo de esquema de tu vida diaria puede ayudarte a visualizar en qué empleas tu tiempo. Descifra las áreas de tu día que podrían utilizar algún bloqueo de tiempo o descansos. Si eres el tipo de persona que trabaja de nueve a cinco, o más que eso, un gráfico puede ayudarte a ver dónde puedes dedicar tiempo a preparar la comida, comer algo saludable o pasar unos minutos extra con tu familia.

Un gráfico circular o un esquema de tu día puede ayudarte a saber dónde tienes que dar un paso atrás y priorizar tu salud. Si no estás trabajando, por la noche puedes añadir veinte minutos de meditación o yoga para relajarte y tranquilizar tu mente. Sal a dar un paseo al aire libre si puedes, o haz una actividad al aire libre.

2. Ponga su salud en primer lugar

Crea otro gráfico circular o esquema y omite el trabajo por completo. En su lugar, simplemente sombrea con gris o negro. En este gráfico circular, observa dónde puedes añadir tiempo extra a tu día, por ejemplo, por las mañanas, durante tus descansos y por las noches. Tal vez considere la posibilidad de levantarse más temprano por la mañana para preparar un desayuno saludable.

La dieta contribuye en gran medida a tu bienestar y salud general. Puede parecer un inconveniente tener que cocinar cuando puedes ir a un autoservicio en algún lugar y coger comida rápida. Haz tiempo en tu día encontrando formas de conservar tu energía mientras estás en el trabajo para que cuando llegues a casa, veinte minutos de cocina no suenen tan terribles.

3. Considere la posibilidad de convertirse en una persona matutina

Convertirse en una persona mañanera es un paso práctico hacia un equilibrio vital saludable Si te levantas en el último momento, justo antes de tener que salir por la puerta para ir a trabajar, es probable que empieces el día sintiéndote apurado, agobiado y agitado. La mejor manera de empezar un nuevo día es relajarse disfrutando de una hora de silencio meditativo, en lugar de levantarse de la cama y seguir la rutina.

Si te tomas el día con calma, te sentirás más equilibrado mental y emocionalmente. Las prisas constantes te desestabilizan y probablemente afecten a tu forma de relacionarte con la gente. El estrés aparece como resultado de una mala gestión del tiempo. Las personas matutinas son mucho más tranquilas, más eficaces en la gestión de su trabajo y su vida laboral, y son más agradecidas en general.

Las rutinas matutinas pueden ser otra herramienta para lograr el equilibrio. Crear una rutina que te guste y que marque el tono de un día positivo marca una enorme diferencia.

4. Incorpore momentos para usted

Tanto si te sientas durante varias horas en el trabajo como si estás mucho tiempo de pie, no está de más que te tomes unos minutos para relajarte o despejar tu mente durante tus días de trabajo. En los momentos en los que el trabajo es lento o no hay mucho que hacer, regálate breves descansos para beber agua o paseos a paso ligero por la oficina.

Cuando estés en casa, si puedes, mira una película o un documental inspirador o escucha un podcast y limpia. Haz durante una hora algo que te parezca natural. No tengas miedo de acomodarte y sacar tiempo para ti. Tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán.

5. Comience con pequeños hábitos

Se necesitan entre sesenta y noventa días para formar un hábito saludable. Para crear más equilibrio, intente implementar pequeños hábitos diarios por la mañana, por la tarde y por la noche. Por la mañana, haga la cama y ordene su habitación. Por la tarde, toma una siesta de diez minutos y date un impulso de energía. Los estudios demuestran que incluso la siesta más corta de la tarde puede aumentar tu productividad y energía.

La falta de sueño puede afectar a tu rendimiento en el trabajo y en otros ámbitos de la vida. Cuando empecé a hacer la siesta por la tarde, me sentí más relajado, seguro de mí mismo y muy en sintonía con mi entorno. Dormir la siesta es un buen ejemplo de un pequeño hábito productivo que puedes incluir en tu vida diaria. Otros pueden ser meditar durante cinco minutos, negarse a leer los correos electrónicos del trabajo en casa o preparar las comidas semanales los domingos por la noche. Todas ellas pueden ser buenas formas de empezar a establecer un equilibrio vital saludable.

El resultado final

Para trabajar en pos de un equilibrio vital saludable, céntrate en añadir simplicidad y minimizar cuando puedas. Los gráficos circulares y los esquemas son una buena forma de visualizar las áreas de tu día que necesitan mejorar o recibir más atención.

Una vida desequilibrada puede provocar estrés y robarte la alegría. Estar equilibrado significa que tus prioridades están controladas, que estás poniendo tu salud en primer lugar y que estás consiguiendo poner todas las áreas de tu vida donde deben estar.

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario