Pruebe algo diferente sólo por el hecho de mezclarse con usted mismo. Sinceramente, deberíamos tratar nuestra vida sexual personal de forma similar a la de nuestra pareja, con cuidado y atención, lo que a veces exige dar un toque de sabor a las cosas, probar cosas nuevas y ser creativo. Mímate a ti mismo con el mismo cuidado y atención.

Si eres una persona que suele masturbarse en lugares cómodos (como la cama o la ducha), prueba a masturbarte en un lugar nuevo. Si vives con compañeros de piso y no te sientes cómodo haciéndolo, prueba una nueva posición. A veces puede parecer una tontería hacer esto, pero recuerda: Masturbarse es un momento sexy con uno mismo. Te mereces mezclar y disfrutar de tu vida sexual personal.

Aquí tienes algunas formas de hacerlo:

  • Comprar un nuevo juguete sexual (por cierto, también hay muchos juguetes sexuales para hombres).
  • Escuchar audio-erótica.
  • Mira un poco de porno ético.
  • Prueba una nueva postura.
  • Prueba velocidades o patrones diferentes a los habituales.
  • Mastúrbate con ropa interior.
  • Mastúrbate en un lugar diferente al habitual.
  • Considera la posibilidad de masturbarte con tu pareja.