¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Parejas

Cómo los Hombres y las Mujeres Manejan las Rupturas Amorosas de Manera Diferente

Hay que admitir que los hombres y las mujeres no abordan las rupturas de igual manera que lo afrontaría el otro. No tienen una forma correcta o incorrecta de pasar por el dolor, la verdad es que intentan superarlo como puedan. Y todos estamos delirando al pensar que podemos evitar el dolor de alguna manera: que podemos saltarlo, rodearlo, superarlo o pisarlo, pero ciertamente no se puede hacer nada de ello. Cada uno tiene sus teorías sobre cómo superar una ruptura rápidamente, pero en realidad no hay atajo. Si tú haz ayudado a un amigo y a una amiga cuando atravesaron por una ruptura, probablemente hayas notado que ambos sexos tienen opiniones muy diferentes sobre cómo manejarlo.

Los hombres y las mujeres afrontan y manejan las rupturas amorosas de manera distinta.

Aquí están las verdades hilarantemente dolorosas acerca de cómo hombres y mujeres manejan las rupturas de manera diferente.

1. Los hombres no quieren hablar de eso.

Los hombres no quieren hablar de ello al principio. Se niegan a mencionarlo. Mencionan sobre la ruptura en un minuto y al otro cambian de tema.

1. Las mujeres sólo hablan de eso.

Cuando una mujer atraviesa por esa situación, ese es un tema de lo que ella y sus amigas hablan durante semanas después de la ruptura. Hay un acuerdo tácito de que esa amiga necesita ser atendida ahora mismo, de que necesita sacarlo todo.

2. Los hombres beben; y luego hablan de eso.

Una vez que los hombres beben una gran cantidad de alcohol (y sí lo hacen) entonces empiezan a hablar de la ruptura. De hecho, pueden pasar hablando de eso el resto de la noche. Y en muchos casos, se lo cuentan a completos extraños.

2. Las mujeres evitan el alcohol.

Las mujeres tienden a evitar el alcohol (al menos en exceso) porque saben que embriagarse las hará estar peor, hablarían de más o harían cosas que luego lamentarían (como llamarlo o escribirle).

3. Los hombres intentan continuar su via.

A los hombres les gusta fingir que pueden avanzar como si no se vieran afectados. Estarán en su próxima cita dentro de un par de días después su ruptura. De hecho, las mujeres saben que esto es cierto porque muchas de ellas han salido con hombres, que resulta, acaban de romper con alguien.

3. Las mujeres se toman un tiempo.

Las mujeres no quieren salir con nadie más por un tiempo. Quizás por muchísimo tiempo. Quieren curarse primero. Quieren sacar a sus ex de sus mentes para limpiarse. También intentan mantenerse distantes con otros hombres.

4. Los hombres viven la vida como si no hubiera pasado nada.

Los hombres no cambiarán nada en su vida. Seguirán con su vieja rutina como si nada devastador hubiera pasado. Se levantarán al mismo tiempo, irán a la misma cafetería y harán las mismas cosas que normalmente harían todos los días.

4. Las mujeres van de viaje/toman clases/cambian todo.

Las mujeres quieren un cambio. Quieren irse de viaje, tomar clases, tomarse un pasatiempo, matar el tiempo haciendo lo que sea y mantener la mente ocupada. Quieren hacer que sus vidas parezcan diferentes de lo que eran antes de la ruptura.

5. Los hombres hacen ejercicio agresivo.

Los hombres hacen ejercicio agresivo: levantan pesas, se meten en el boxeo y hacen muchas cosas que implican gruñidos y fuerza.

5. Las mujeres se meten en yoga/excursión/ejercicio meditativo.

Las mujeres entran en ejercicio meditativo como yoga, natación y caminatas. El ejercicio, para ellas, consiste en estar en contacto con sus cuerpo en lugar de trabajar la agresión.

6. Hombres: No éramos compatibles.

Los hombres dicen: no fuimos compatibles. Simplemente no funcionó. No estaba destinado a ser. Lo mantienen sencillo. No analizan.

6. Mujeres: Pudimos haber trabajado más duro.

Las mujeres piensan en todas las pequeñas cosas que cada persona podría haber hecho diferente. Analizan esa relación a cada detalle.

7. Los hombres se enojan.

Los hombres tienden a enojarse después de las rupturas. O tal vez sólo convierten su tristeza en ira. De cualquier manera, ves más agresión que lágrimas.

7. Las mujeres se ponen tristes.

Las mujeres se entristecen profundamente. Lloran mucho. Incluso pueden entrar en cuadros de depresión, no haciendo más que dormir y llamando a cualquiera durante días.

8. Los hombres se lanzan a la vida.

Los hombres van por un camino de guerra demostrando al mundo y a sí mismos que no necesitan a esa mujer, que van a ser una especie de potencia por ellos mismos.

8. Las mujeres se lanzan a la superación personal.

Las mujeres se auto-mejoran. Pueden ir a terapia, se unen a un grupo de apoyo o comprar libros de autoayuda.