¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Desarrollo Personal Productividad

Cómo Leer 10 Veces Más Rápido y Comprender Mejor la Lectura

La lectura es una habilidad humana profunda, y no recibe suficiente atención en estos días. Esperamos que todo llegue a nosotros rápidamente, y la información no es una excepción. En este punto, la mayoría de la gente se desplaza y navega en lugar de leer. Según un estudio del Pew Research Center1, alrededor del 26% de los adultos en Estados Unidos no leyeron ningún libro en 2016.

Cuando nos desplazamos sin pensar, no estamos aprendiendo de la misma manera que cuando leemos. Los lectores ávidos experimentan una disminución de la ansiedad cuando se pierden en un libro, y la lectura crea empatía. Hay muchas razones para abrir un libro a menudo.

La lectura no tiene que ser un proceso lento. Si piensas que la lectura te consume bastante tiempo, tal vez te convenga probar la “Lectura Rápida“.

Puedes Leer 6 Veces Más Libros Si Sabe Cómo Acelerar la Lectura

Cuando lees a alta velocidad, puedes tomar más información que la persona promedio. Un estudio reciente sugiere que un adulto promedio puede leer cerca de 300 palabras por minuto. Los lectores rápidos pueden leer alrededor de 1,500 palabras por minuto. Para aquellos de que mantienen una puntuación de lectura alta en casa, un lector rápido es capaz de leer cinco veces más palabras que un adulto promedio. Hay algunos individuos dotados que pueden leer aún más.

Para poner eso en perspectiva, digamos que un libro promedio tiene alrededor de 100.000 palabras. El lector adulto promedio pasará aproximadamente 5.5 horas leyendo un libro de esa duración. Un lector rápido puede completar la misma tarea en unos 50 minutos. Esto abre posibilidades significativas para que los lectores rápidos tomen en un libro cada día con un compromiso de menos de una hora, o 7 libros por semana. El lector medio sólo podrá disfrutar de 1,27 libros por semana si lee una hora al día. Al final del año, el lector rápido pudo leer más de 365 libros, mientras que el adulto promedio completará en promedio 66.18.

Éstas Son las Técnicas Que Harán un Seguimiento Rápido de tu Lectura

La lectura rápida toma algo de práctica, pero puedes comenzar a cosechar los beneficios de este método de lectura casi inmediatamente.

1. La Tabla de Contenidos o Índice Debe Ser lo Primero que Leas

Pasamos por alto la tabla de contenidos (tambien llamados índice) cuando empezamos a leer un libro, especialmente si tenemos la intención de leer el libro en su totalidad. La tabla de contenidos es una hoja de ruta que tiene el lector a través del libro. Como los lectores rápidos no están obsesionados en absorber cada palabra, conocer las grandes ideas de cada capítulo prepara sus cerebros para asimilar la información.

No irías de viaje sin consultar un mapa. Leer sin objetivo tiene tanto sentido como conducir sin leer las señales de tráfico. Claro, puedes pasar por un libro sin mirar la tabla de contenidos, pero es más probable que pierdas la concentración o pierdas el tiempo haciendote preguntas estructurales que podrían ser respondidas con una rápida mirada al índice.

Si necesitas conocer información específica del libro, la tabla de contenidos puede indicarte qué capítulos son relevantes. Esto te permite saltarte partes que no son pertinentes para tu investigación.

En algunos casos, la tabla de contenidos no ofrece muchos detalles, o el autor podría usarla sólo para atraerte a leer más. Echa un vistazo al primer o segundo capítulo puede ofrecerte una idea de cómo el autor estructura su trabajo si la tabla de contenidos no te da pistas.

2. Lee Siempre con Intención

Después de identificar el tema del capítulo, tendrás que mantener una pregunta en el fondo de tu mente. Pregúntate:”¿Qué intenta decirme el autor?” es una gran manera de enmarcar tus pensamientos. Tu cerebro trabajará para encontrar la respuesta a esta pregunta mientras vas leyendo.

Cuando lees con un propósito en mente, podrás procesar información relevante y filtrar material irrelevante.

3. Identifica el Punto de Vista del Autor y Lee las Referencias Suficientes para Comprender

Los libros contienen generalmente referencias a otras obras académicas para apoyar su punto de vista. Al echar un vistazo a lo que el autor escoge citar, puedes aprender un poco más acerca de cómo él o ella formulará sus puntos clave. Esta información puede guiar tu pensamiento a medida que aceleras la lectura.

Mirar las referencias no significa que necesites detenerte a leer cada nota o fuente. Las referencias que se limitan a reafirmar lo que dice el autor se volverán rápidamente monótonas para leer. Sólo quieres tener una idea general. Después de tener suficiente información para darle sentido al material, no obtendrás nada extra si continúas consumiendo la misma información.

Piensa en leer de la forma en que piensas en comer. El hecho de que el buffet esté lleno de todo tipo de deliciosas opciones no significa que tengas que comerlo todo. Al igual que dejas de comer cuando estás lleno, puedes seguir adelante a partir de las referencias después de que tenga suficiente información para entender el concepto.

4. Nunca Leas en Voz Alta (o en Tu Cabeza)

Leer en voz alta es excelente para desarrollar fluidez en los lectores emergentes, pero es una forma segura de retardar la lectura. Cuando los niños leen pasajes en voz alta en la escuela, es para un propósito específico, pero es innecesario en el contexto de la lectura rápida.

Cuando leemos párrafos en voz alta, nuestro cerebro tiene que trabajar un poco más duro que cuando leemos en silencio. El acto de leer utiliza las mismas partes del cerebro, ya sea que leas la información en voz alta o en silencio. La mayor diferencia entre la lectura silenciosa y la lectura en voz alta es que el acto de hablar requiere que tu cerebro trabaje más.

El Área de Broca es la parte del cerebro asociada a convertir los pensamientos en tu cabeza en una expresión significativa a través del habla. El Área de Wernicke es responsable de la comprensión. Si puedes minimizar la sub-vocalización y la lectura en voz alta, entonces puedes eliminar el paso extra de tener que leer y comprender el habla en el Área de Wernicke y luego vocalizarlo en el Área de Broca.

Cuando leemos en voz alta, nuestro cerebro no sólo ve las palabras en la página, sino que también se esfuerza por escuchar las palabras y producir el habla. Realmente no necesitamos vocalizar lo que estamos leyendo para entenderlo. Los pasos adicionales pueden retrasarnos significativamente.

Es posible que hayas notado que a veces, cuando lees en voz alta, puede que tengas problemas para comprender lo que acabas de leer. Incluso puede ser necesario volver a leer la misma oración para que puedas confirmar que lo que viste y hablaste está alineado.

Cuando se aplica la tercera técnica de esta lista, resulta aún más poco práctico leer en voz alta. Ese método requiere que consideres trozos de información más grandes que las oraciones. Cuando se trabaja con libros párrafo por párrafo para identificar la perspectiva del autor, tener que ir línea por línea para producir el discurso es una pérdida de tiempo.

La Lectura Rápida es Como Disfrutar de la Vista del Jardín en lugar de Concentrarse en Cada Pétalo

Cuando leemos a un ritmo pausado, nos da la oportunidad de apreciar las palabras de una manera diferente. Piensa en la lectura línea por línea como si te detuvieras a apreciar un hermoso jardín de flores con una lupa o pasar treinta minutos examinando una obra de arte que está delante de tía. Puede que pienses que necesitas mirar de cerca, y puedes ver algunas cosas increíbles, pero te estás perdiendo la totalidad de la escena.

La lectura rápida te dá la oportunidad de mirar el cuadro grande para que puedas ver cuántas clases de flores hay o cómo diferentes pinceladas se combinan para hacer una imagen cohesiva. Cuando se mira el cuadro completo, se puede extraer más significado de lo que se ve.

En lugar de perder el tiempo enfocándose en los pétalos de un solo tipo de flor, puedes disfrutar de todo el jardín. La aplicación de técnicas de comprensión de lectura rápida hace posible que puedas extraer más ideas grandes de las cosas que lees. No sólo obtienes más información de cada libro que lees, sino que también puede disfrutar de más libros a lo largo del camino.