¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Desarrollo Personal Productividad

7 Técnicas de Resolución de Problemas Más Efectivas que la Gente Inteligente Usa

Los problemas son, por su propia naturaleza, problemáticos. Hay problemas en la vida, en el trabajo, en la creatividad y en las relaciones. Cuando tenemos suerte, la intuición toma el control, y resolvemos un problema de inmediato. Cuando no tenemos tanta suerte, nos quedamos atascados.

Podríamos pasar semanas o incluso meses obsesionados sobre cómo escribir ese trabajo, salir de deudas, o recuperar el amor de nuestra vida. Pero en lugar de obsesionarnos, veamos algunas técnicas efectivas de resolución de problemas en las que la gente que lo conoce confía.

Ideación vs. Evaluación

Es importante primero entender y separar dos etapas de la creatividad antes de ver las técnicas efectivas de resolución de problemas. La ideación es como una lluvia de ideas. Es la etapa de la creatividad en la que buscamos todas las soluciones posibles que se nos ocurren. No hay juicio o evaluación de las ideas en esta etapa. Más es más.

Después de que hayamos encontrado tantas soluciones como sea posible, sólo entonces podemos pasar a la etapa de evaluación. Aquí es cuando analizamos cada posible solución y pensamos en lo que funciona y lo que no. Aquí es cuando todas esas buenas ideas de la ideación suben a la cima y las extravagantes e imprácticas son abandonadas.

7 Técnicas de resolución de problemas que funcionan

Cada uno tiene diferentes maneras de resolver los problemas. Algunos son más creativos, otros son más organizados. Algunos prefieren trabajar en los problemas solos, otros con un grupo. Echa un vistazo a las técnicas de resolución de problemas a continuación y encuentra una que funcione para ti.

1. Apóyate en tu equipo

La primera de nuestras siete técnicas de resolución de problemas es rodearse de gente de confianza. A veces los problemas pueden ser resueltos solos, pero otras veces, necesitas ayuda.

Hay un concepto llamado emergencia que empieza a explicar por qué los grupos pueden ser mejores para ciertos tipos de resolución de problemas. Steven Johnson describe la emergencia como una organización de sistema de abajo hacia arriba. Mi ejemplo favorito es una colonia de hormigas. Las hormigas no tienen un presidente o jefe que les diga qué hacer. En su lugar, la complicada organización de la colonia de hormigas surge de cada una de ellas, cumpliendo su destino biológico.

La creatividad del grupo también puede tomar una cualidad emergente. Cuando los individuos realmente escuchan, apoyan y se suman a las ideas de los demás, la suma de esa creatividad grupal puede ser mucho más de lo que cualquier individuo podría haber creado por su cuenta.

Por lo tanto, si estás luchando para resolver un problema, tal vez quieras encontrar un grupo de personas con las que puedas colaborar, para que puedas empezar a discutir con ellos sobre posibles soluciones.

2. Regule sus emociones

La siguiente de las técnicas de resolución de problemas es ser honesto sobre cómo te sientes. No podemos resolver los problemas tan eficientemente cuando estamos estresados o molestos, así que empezar con algo de autoconciencia emocional nos ayuda mucho a resolver los problemas.

El Dr. Daniel Siegel es famoso por decirnos “Nómbralo para domesticarlo”. Habla de nombrar nuestros sentimientos, lo que nos ofrece una mejor oportunidad de regularnos. Tengo que saber que estoy estresado o molesto si quiero calmarme rápidamente para volver a un estado de resolución de problemas más óptimo.

Después de saber cómo te sientes, puedes tomar medidas para regular ese sentimiento. Si te sientes estresado o molesto, puedes dar un paseo o intentar hacer ejercicios de respiración. Los ejercicios de atención también pueden ayudarle a recuperar su sentido de presencia.

3. Escuche

Una cosa que los buenos solucionadores de problemas hacen es escuchar. Recogen toda la información que pueden y la procesan cuidadosamente antes de intentar resolver el problema.

Es tentador saltar y empezar a resolver problemas antes de que el alcance del problema esté claro. Pero eso es un error.

Los solucionadores de problemas inteligentes escuchan con atención para obtener tantos puntos de vista y perspectivas como sea posible. Esto les permite obtener una mejor comprensión del problema, lo que les da una gran ventaja para resolverlo.

4. No etiquetar las ideas como malas… todavía

La cuarta de las siete técnicas de resolución de problemas es reunir tantas soluciones posibles como sea. No hay malas ideas… todavía.

Piensa en las dos etapas de la creatividad. Cuando estamos en la etapa de ideación, no deberíamos evaluar las ideas, aportaciones y posibles soluciones de cada uno.

Cuando evaluamos, juzgamos y criticamos durante la etapa de ideación, inadvertidamente obstaculizamos la creatividad. Un posible resultado de la evaluación durante la fase de ideación es la supresión creativa.

Cuando alguien responde a la aportación creativa de otra persona con un juicio o una crítica, puede producirse una supresión creativa si la persona que tuvo la idea se apaga debido a ese juicio o crítica.

Imagina que estás en una reunión con una lluvia de ideas para aumentar tus ventas. Sugieres contratar a un nuevo miembro del equipo, pero tu colega pone los ojos en blanco y dice que eso no puede suceder porque las cifras ya están bajas.

Ahora, tu colega puede estar 100% en lo cierto. Sin embargo, su comentario puede hacer que te cierren el resto de la reunión, lo que significa que tu equipo no recibirá más soluciones posibles de tu parte.

Si tu colega hubiera esperado a evaluar los méritos de tu idea hasta después de la sesión, tu equipo podría haber llegado a más soluciones posibles para su problema actual.

Durante la etapa de ideación, más es más. Queremos tantas ideas como sea posible, así que reserva la evaluación hasta que no quede más ideología por hacer.

Otro truco para idealizar mejor es “Sí y” a las ideas de cada uno. En la improvisación, hay un principio conocido como “Sí y”. Significa que un improvisador debe estar de acuerdo con la idea del otro para la escena y luego agregar un nuevo detalle a esa realidad.

Por ejemplo, si alguien dice, “No puedo oír por tu música alta”, la otra persona tiene que estar de acuerdo con esa idea y luego agregarle algo. Podrían decir: “Lo siento, lo rechazaré, pero no creo que todos los demás aquí en el club lo aprecien”.

Ahora la escena se está poniendo interesante. Estamos en un club, y el DJ va a bajar la música. Tocando “Si Y” entre ellos mejoró la escena al llenar detalles sobre quiénes y dónde están los improvisadores.

“Si y”… también funciona bien durante las sesiones de ideación. Como ya hemos establecido que no debemos evaluar las ideas de los demás, “Si y” nos da algo que podemos hacer. Podemos ver los méritos de las ideas de cada uno y tratar de construir sobre ellas. Esto hará que todas nuestras posibles soluciones se realicen más plenamente que una simple lista de lavandería.

5. Abordar los problemas con el juego

Acercarse a la solución de problemas demasiado seriamente puede exacerbar el problema. A veces nos obsesionamos demasiado con la búsqueda de soluciones y perdemos el sentido del juego y la diversión.

Tiene sentido. Cuando hay fechas límite y la gente cuenta con nosotros, podemos intentar forzar las soluciones, pero dar un paso atrás y abordar los problemas desde una perspectiva más lúdica puede conducir a soluciones más innovadoras.

Piense en cómo los niños se acercan a la resolución de problemas. No tienen la riqueza de sabiduría que dan décadas en este planeta. En cambio, juegan y prueban enfoques imaginativos y a veces poco prácticos.

Eso es genial para la resolución de problemas. En lugar de limitarnos a cómo se han hecho siempre las cosas, el sentido del juego y la diversión puede llevarnos a soluciones verdaderamente innovadoras y fuera de lo común.

6. Dejar que la mente inconsciente se mueva

Esto puede parecer contrario a la intuición, pero otra técnica que se puede probar cuando uno se obsesiona demasiado con un problema es tomar un descanso para dejar que la mente inconsciente tome el control por un tiempo.

Nuestro cerebro consciente sólo puede manejar una cantidad limitada de información a la vez. Además, es energéticamente agotador usar nuestro cerebro consciente para resolver problemas. Piensa en un momento en el que estabas estudiando para un examen. Es agotador.

Pero estamos de suerte. Hay otra parte de nuestro cerebro que no se está agotando y puede integrar toneladas de información más a la vez: nuestro inconsciente.

Por eso se te ocurren las mejores ideas en la ducha o de camino al trabajo o mientras haces footing. Cuando le das un respiro a tu cerebro consciente, tu inconsciente tiene la oportunidad de cribar montones de información para llegar a soluciones.

Así es como escribo mis artículos. Con mi cerebro consciente, pienso en qué artículo voy a escribir. Mi problema es cómo escribirlo, así que una vez que pienso cuidadosamente en el tema, me tomo un descanso. Luego, la estructura, las fuentes, el contenido, y a veces la redacción se hace a trozos mientras no pienso en el artículo en absoluto. Sucede cuando estoy en la cama, duchándome y caminando.

La clave es acostumbrarse a practicar esta alternancia entre la resolución consciente e inconsciente de problemas y no forzar en absoluto las soluciones. A veces, sólo necesitas tomar un pequeño descanso.

7. Sé sincero.

La última de las técnicas de resolución de problemas ocurre durante la etapa de evaluación. Si queremos llegar a la mejor solución posible de nuestros problemas, tenemos que ser capaces de evaluar las ideas abierta y honestamente.

Durante la etapa de evaluación, la crítica y la retroalimentación deben ser entregadas honesta y respetuosamente. Si una idea no funciona, eso debe quedar claro. El objetivo es que todos se preocupen y se desafíen unos a otros. Esto crea un ambiente en el que las personas se arriesgan y colaboran porque confían en que todos tienen su mejor interés en mente y no se van a dar golpes.

En Conclusión

Para encontrar las mejores soluciones a los problemas, la ideación y la evaluación tienen que ser dos pasos distintos en el proceso creativo. Entonces, debes aprovechar algunas de las técnicas anteriores para organizar tus ideas y resolver tus problemas.

Con suerte, estas siete técnicas de resolución de problemas ayudarán a que tus problemas sean menos… problemáticos.

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario