¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Vida y Salud

5 Señales de Advertencia de Que No Tienes Suficiente Oxígeno en la Sangre

“El oxígeno es uno de los elementos más abundantes del universo. Es un poco irónico, entonces, que las personas con problemas respiratorios no parezcan tener suficiente “- Deborah Leader,  Enfermera.

La respiración es una acción involuntaria que nuestros cuerpos realizan, independientemente de si somos conscientes o no de hacerlo. Eso significa que tenemos que esforzarnos activamente para no respirar, en lugar de hacerlo al revés. Nuestro cuerpo necesita oxígeno para sobrevivir, no sólo para mantenernos respirando, sino para hacer circular el oxígeno a través de nuestra sangre, que luego circula oxígeno a todos nuestros órganos vitales, nuestras células y los tejidos de nuestro cuerpo.

Cuando nuestra sangre no tiene suficiente oxígeno, se llama hipoxemia.

La hipoxemia puede ser aguda, que ocurre repentinamente debido a una situación de emergencia, o crónica, que ocurre con el tiempo debido a una condición de salud a largo plazo como la EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica)”, dice Deborah Leader.

Ya sea que un nivel bajo de oxígeno en la sangre esté causando problemas extremos o no, todavía hay maneras de saber cuándo tu sangre no está obteniendo el nivel de oxígeno que necesitas.

Aquí hay cinco señales de que tu sangre no tiene suficiente oxígeno.

1. Debilidad o Mareos

Un signo común de tener bajos niveles de oxígeno en la sangre es que te estás debilitando o mareando más rápido de lo normal. La mayoría de las personas han experimentado que al ponerse de pie demasiado rápido se marean o se oscurece su visión por un momento. Sin embargo, las personas que no tienen suficiente oxígeno en la sangre a menudo se dan cuenta de que esto sucede a diario, durante cualquier nivel de actividad ligera o extenuante.

El Dr. D. Love, médico de cabecera afirma: “El músculo puede quemar combustible sin oxígeno durante un período de tiempo limitado, pero no se puede mantener indefinidamente. Por lo tanto, los niveles crónicamente bajos de oxígeno causarán debilidad muscular. Sería inusual que un nivel bajo de oxígeno cause debilidad muscular como único síntoma; se esperaría que también hubiera falta de aliento.”

Debido a que tu sangre transporta oxígeno por todo el cuerpo, debilitarse o marearse rápidamente es una señal de que tu sangre no está llevando suficiente oxígeno a todos los lugares que necesita ir.

2. Fatiga

La fatiga crónica es un signo importante de que tu cuerpo no está recibiendo el oxígeno que necesita en la sangre. Existen diferentes tipos de sensación de cansancio, pero la fatiga asociada con la hipoxemia es crónica e interminable.

Según un artículo en Healthline, revisado médicamente por el Dr. Graham Rogers: “Sin el intercambio adecuado de gases, su cuerpo no puede obtener el oxígeno que necesita. Con el tiempo, usted desarrollará niveles bajos de oxígeno en la sangre, una afección llamada hipoxemia. Cuando su cuerpo está bajo en oxígeno, usted se siente cansado. La fatiga llega más rápido cuando sus pulmones no pueden inhalar y exhalar aire adecuadamente.”

Las personas a menudo reportan sentirse agotadas a mitad del día, y ninguna cantidad de sueño parece estar ayudando. Cansarse más rápidamente que otros, o más rápido de lo que usted solía hacerlo, también es una señal de que su sangre no está recibiendo suficiente oxígeno.

3. Latidos Fuertes o Acelerados del coCazón

Los sentimientos de ansiedad a menudo son categorizados por un corazón acelerado o latido rápido. Esta es una señal de que tu corazón está trabajando duro para proporcionar oxígeno a todos los lugares que necesita ir dentro de tu cuerpo porque no hay suficiente. Si nunca has experimentado síntomas de ansiedad antes y tu cuerpo ha comenzado a mostrar un corazón acelerado sin otros síntomas de ansiedad, podría deberse a un nivel bajo de oxígeno en tu sangre.

4. Falta de Aliento

Por supuesto, la falta de oxígeno significa que va a tener problemas para respirar. Cuando tienes dificultad para inahalar y exhalar, como resultado, vas a tener problemas para introducir suficiente oxígeno en la sangre. Las personas que tienen falta de oxígeno en la sangre también informan que les falta el aliento, independientemente de que estén realizando o no una actividad agotadora.

5. Dolor de Cabeza y Confusión

¿Alguna vez te dolió la cabeza después de aguantar la respiración? Muchas personas experimentan dolores de cabeza y pueden variar en severidad. Por sí solos, los dolores de cabeza no son una señal preocupante de falta de oxígeno en la sangre. Pero junto con la confusión, el mareo y la falta de coordinación, los dolores de cabeza pueden ser una señal de que tu cuerpo no está circulando la cantidad de oxígeno que necesita.

“Tu cerebro necesita una cierta cantidad de flujo sanguíneo y oxígeno para funcionar eficientemente y para que nos sintamos sanos, y si ese mecanismo se daña, tu cerebro conoce otras maneras de generar la presión que necesita”, dice el Dr. Patrick M. Nemechek.

Cuando tu sangre carece de oxígeno, puede ser difícil concentrarse y coordinar tu cuerpo, lo que lleva a dolores de cabeza y confusión.

“Sin suficiente oxígeno en los pulmones, los órganos no pueden funcionar correctamente. Como resultado, las toxinas se acumulan en el torrente sanguíneo y se producen dolores de cabeza vasculares (migrañas). Esto sucede porque los bajos niveles de oxígeno inician el ensanchamiento de los vasos sanguíneos y provocan migrañas”, dice el Dr. Mark Wiley.

La falta de oxígeno en la sangre puede ser motivo de preocupación, ya que a menudo es la causa o causada por otras enfermedades o dolencias. Afortunadamente, acudir al médico te ayudará a determinar la mejor manera de tratar el problema.

¿Cómo se Trata exactamente la Hipoxemia?

Pruebas

Acudir al médico y hacerse pruebas para determinar cuánto oxígeno hay en la sangre es el primer paso para recibir tratamiento. El médico te realizará una serie de pruebas para ver cuánto oxígeno hay en tu sangre y a continuación, examinará las causas comunes de los bajos niveles de oxígeno. Su médico entonces tratará esos problemas, cualquiera que sean. Su corazón, por ejemplo, puede necesitar ayuda para bombear correctamente y puede necesitar medicamentos para bombear mejor y hacer que el oxígeno circule.

Cánula Nasal

La hipoxemia que no es muy grave, se puede tratar a través de una máscara de oxígeno portátil o una cánula nasal, que es un tubo delgado con dos aberturas separadas que meten justo dentro de las fosas nasales. Esto bombeará oxígeno dentro de tu cuerpo y permitirá que más oxígeno circule a través de tu sangre. Este es un tratamiento a corto plazo que se utiliza para aumentar los niveles de oxígeno.

Uso Regular de Oxígeno

Cuando el nivel de oxígeno en la sangre es severamente bajo, el médico a menudo prescribe el uso regular y a largo plazo de oxígeno. Dependiendo de la gravedad de los niveles de oxígeno en la sangre, tu médico puede hacer que uses oxígeno diariamente, durante la noche o periódicamente durante el día.

Conclusión:

Si a te preocupan los síntomas de niveles bajos de oxígeno en la sangre, es mejor hacer una cita con tu médico y hacerte las pruebas necesarias para asegurarte de que todo funciona correctamente. Los bajos niveles de oxígeno pueden causar otros riesgos para la salud, por lo que el mejor curso de acción es abordarlo y tratarlo lo antes posible.

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario