¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Desarrollo Personal Motivación Salud Física y Mental

5 Maneras de Curar a tu Niño Interior y Mantenerte en tu Poder como Adulto

El niño interior representa tus sentimientos viscerales, desde los más dolorosos y desafiantes hasta los más felices, creativos y alegres.

¿Esa vez que le preguntaste a tu compañera de trabajo si había sitio para ti en el club de lectura y ella torció la cara y dijo que “ya te llamaría”? Ese golpe en las tripas que sentiste provenía de una parte herida de tu niño interior. ¿La sensación de alegría que sientes al saltar en un trampolín? Eso es una parte libre y feliz de tu niño interior.

Al entrar en contacto tanto con el niño interior herido como con el alegre, integras partes de ti mismo que habías echado a la sombra pero que en realidad tienen mucho poder. Aquí tienes cinco maneras de reclamarlas y recuperar tu poder:

1. Permitir y aceptar toda la gama de sentimientos.

Cuando sólo permitimos los sentimientos “buenos”, nos estamos dando el mensaje de que toda la gama de la experiencia humana no está bien. Y le estamos diciendo a nuestro niño interior que sólo son válidos si quieren saltar de la cama por la mañana cantando.

Nuestros sentimientos no desaparecen simplemente cuando los evitamos. Permanecen latentes, dándonos la sensación de que algo va mal. Si puedes centrar tu adulto amoroso interior trayendo la autocompasión y teniendo empatía por todos tus sentimientos, los integra y hace que tu niño interior se sienta visto. Y cuanto más integrado estés, más estarás viviendo desde todo tu poderoso ser.

2. Convierte a tu crítico interior en tu aliado.

Puede parecer difícil de creer, pero la parte de ti que te recuerda ese examen que suspendiste en octavo grado o cómo Sally de contabilidad es más inteligente que tú, en realidad está tratando de ayudar.

Tu crítico interior podría estar imitando a un cuidador que tuviste de pequeño con la intención de prepararte para las críticas que te pillaron desprevenido entonces. O puede ser que una parte de tu niño interior esté aterrorizada por cometer errores, por lo que es dura contigo en un esfuerzo por hacerte “perfecto”.

Puedes empezar a averiguar cuál es la motivación hablando con esa parte de ti mismo. Una vez que se sienta seguro, te dará información vital sobre sus objetivos y temores que, de otro modo, permanecerían ocultos en la autocrítica. La información es poder, y ese es tu poder esperando a ser accedido.

3. Haz que el adulto interior amoroso sea la voz más fuerte en tu cabeza.

Como puedes deducir de las sugerencias anteriores, el adulto interior amoroso desempeña un papel vital en la curación de los miedos y el dolor de tu niño interior y, por lo tanto, es una pieza importante de tu sensación de poder.

Cuanto más fuerte sea el adulto interior, más poderoso te sentirás. En este caso, el poder puede no parecerse a la definición patriarcal a la que estás acostumbrado. Puede parecerse a decirle a tu jefe por qué te mereces un aumento de sueldo, a negarte a ayudar a tu hermano a mudarse de nuevo y a dejar por fin a tu ex.

Una forma de acceder a tu adulto amoroso interior es familiarizarte con una actitud de curiosidad hacia ti mismo. ¿Conoces esa sensación cuando conoces a alguien nuevo y quieres saberlo todo sobre él? Intenta poner tu mano en el corazón y dirigir esa misma energía hacia tu niño interior cuando se sienta herido. Imagina que el dolor que estás sintiendo (ese es tu niño interior) está fuera de ti, y siente curiosidad por él. ¿Qué necesita?

Cuanto más hagas eso, más fuerte será esa voz de padre interior y más empoderado te sentirás.

4. Utiliza la autocompasión para combatir el autosabotaje.

En algún momento, todos nos decimos que vamos a hacer una cosa y luego hacemos lo contrario. Tal vez, en lugar de correr, has visto “The Bachelorette”, o en lugar de trabajar en ese proyecto creativo, te has puesto a buscar en tu teléfono. ¿Te has dado cuenta de que una parte de ti quiere conseguir el objetivo y otra parte prefiere estar tranquilo y no hacerlo? Es probable que tu niño interior tenga muchas razones por las que no está de acuerdo, y necesita que la autocompasión les haga hablar.

En The Self-Compassion Workbook, de Kristin Neff, da un poderoso mantra para decir durante estos momentos: “Este es un momento de sufrimiento: ¿puedo ser amable conmigo mismo?”. Luego, pon tu mano en el corazón para activar la oxitocina, la “hormona del amor”. Neff dice: “…el aumento de los niveles de oxitocina incrementa fuertemente los sentimientos de confianza, calma, seguridad, generosidad y conexión y facilita la capacidad de sentir calidez y compasión por nosotros mismos”. Dirige eso hacia tu niño interior que está en contra de tu objetivo. Entabla una conversación con ellos para averiguar qué te ha mantenido atascado.

5. Conecta con la alegría infantil que siempre forma parte de ti.

Hay una razón por la que la cita “Baila como si nadie te viera” toca la fibra sensible de tanta gente. Esa libertad que sientes cuando te pierdes en una actividad alegre es tu niño interior feliz corriendo libremente. Y esa sensación es poderosa. ¿Cuándo fue la última vez que saltaste en un trampolín, o saltaste por la calle, o cantaste a pleno pulmón? Es cierto que la gente te miraría raro si saltaras por una calle de la ciudad, pero te mereces tener esa energía en tu vida y no deberías abandonarla sólo porque hayas crecido.

Cuando nos sentimos integrados con nuestro niño interior alegre, nos permitimos ser nosotros mismos. Y realmente, no hay nada más poderoso que eso.

Etiquetas

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario