¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Hijos Trabajo y Carrera Profesional

5 Consejos para Trabajar desde Casa con Niños (Hijos) y Mantener la Concentración

Cuando trabajas desde casa con niños, hay muchas cosas que te roban la atención: la falta de sueño, el cansancio y el hecho de que tu cuerpo está conectado para responder a las peticiones y demandas de tu hijo.

Muchos de nosotros también somos cuidadores de los padres. Llevamos a cabo actividades secundarias junto con trabajos a tiempo completo, y también nos ocupamos de nuestros problemas de salud personales. La lista podría ser interminable.

Eso requiere mucha energía y, a veces, la mejor intención no puede con el agotamiento.

La concentración es la acción o el poder de centrar la atención o el esfuerzo mental. Sin embargo, tanto los acontecimientos internos (por ejemplo, las preocupaciones financieras, los plazos) como los externos (por ejemplo, los niños que quieren toda tu atención, los problemas médicos inesperados) pueden distraerte.

Cómo mantener la concentración cuando se trabaja desde casa con niños

Démonos gracia. Reconozcamos y aceptemos que las cosas no siempre sucederán como las planeamos. Tendremos que improvisar, pivotar y adaptarnos más a menudo de lo que nos gustaría admitir. Y eso ya forma parte de la caja de herramientas de las madres trabajadoras.

Esto también pasará. Respira profundamente una o varias veces.

Tanto si se trata de algo ocasional (día de AP, inclemencias del tiempo, enfermedad, etc.) como si eres una profesional experimentada, trabajar desde casa con niños puede ser bastante duro y desafiante.

Aquí tienes algunos consejos para cuando el trabajo desde casa con niños necesita un poco de estructura. Siéntete libre de elegir los que más te gusten y/o adaptarlos a las necesidades de tu propia familia.

1. Establecer horarios, o no

Algunos padres apuestan por una estructura diaria, mientras que otros dejan que sus hijos marquen su propio ritmo durante el día. El hecho de que haya o no una estructura puede depender de la edad del niño o de si hay otro cuidador disponible con el que colaborar.

En mi práctica de coaching, he visto a madres que encuentran espacios de tiempo sin interrupción para ser productivas, aunque sean 10 minutos cada vez. Trabajan cuando sus hijos duermen la siesta o están ocupados. O se levantan antes que ellos o trabajan un poco más después de que se hayan ido a la cama.

Puedes conseguir mucho incluso dedicando sólo 10 minutos a la vez a una tarea de la larga lista de cosas que puedes tener en la pila ese día. Prioriza tu jornada laboral y haz primero tus prioridades del día. Ser productiva no equivale a trabajar sin parar durante ocho horas.

Otras madres han perfeccionado el arte de dar esa sensación de independencia a sus hijos. He visto horarios con códigos de colores para indicar cuándo es el momento de jugar, hacer los deberes, tener un tiempo de tranquilidad, etc. Se añaden relojes con alarma o temporizadores de arena.

Los sobornos (quiero decir, las recompensas) motivan a los niños de todas las edades a seguir el camino. Esta operación puede funcionar bien sin que mamá tenga que intervenir con frecuencia y decidir lo que viene después cuando nuestros pequeños se aburren.

Además, reclama la ayuda de tus hijos. Por lo general, les encanta estar a cargo de las cosas. Esto depende de la edad, por supuesto.

Puedes tener a los pequeños ayudantes de mamá disponibles en un minuto: el que se asegura de que todo el mundo limpie lo que ensucia o el que cuenta la actividad que representa el color.

2. Establezca y comunique sus límites

Hoy en día, los padres están muy presionados para ser todo para todos. Eso no significa que la presión sea apropiada, justa o necesaria. Está bien rechazar las cosas que no les sirven a ti y a tu familia para poder pasar más tiempo de calidad juntos.

Sepa cuándo debe dejar de trabajar y estar presente con sus hijos y su familia. Pronto aprenderán que, aunque mamá no esté disponible en ese momento, ¡lo compensará cuando lo esté!

Comunica tus límites de forma positiva para todos. Establecer límites supone un gran avance respecto a hacerlo con prisas.

Eso podría significar poner una señal clara en la puerta cuando no se te puede molestar -a menos que sea una interrupción del tipo “la casa está en llamas”- que tus hijos o tu pareja puedan entender. La alternativa a la comunicación podría ser a través de mensajes de texto.

Los límites no tienen por qué ser sólo con tu familia y tus hijos, sino que deben utilizarse también en el trabajo.

Por ejemplo, comunique a sus jefes y colegas su necesidad de flexibilidad para el día o la cantidad de tiempo que necesita. Ser sincero les permite entender y apoyarte mejor.

Hazles saber que sólo puedes asistir a reuniones en determinados momentos o que trabajarás sin conexión durante parte del día. Mantén a todos informados para que no haya sorpresas, o muy pocas.

Verte hacer malabares con las múltiples prioridades tanto en el trabajo como en casa puede inspirar a tus hijos. Les estás enviando el mensaje de que una ética de trabajo buena y saludable es esencial y que podemos llevar varios sombreros y seguir dedicando algo de tiempo y atención a nuestros seres queridos.

3. Tener un espacio de trabajo dedicado

Ten un espacio de trabajo dedicado, para que tus hijos sepan cuándo es la hora de trabajar.

Este espacio no tiene que ser necesariamente una oficina de lujo. Puedes reservar un rincón en tu dormitorio, en el lavadero o en algún otro lugar que indique que es hora de trabajar.

También te ayudará a pasar del “trabajo” al “hogar” cuando salgas de ese espacio y puede ayudar a los niños a entender los múltiples papeles que desempeñas en tu vida: mamá y trabajadora son dos de ellos. También puedes crear un espacio para hacer yoga y meditación o algo que te guste hacer a solas y que te ponga de buen humor.

Definir los espacios es un arte, y no se trata sólo de instalarse en tu espacio de trabajo.

También puedes tener un espacio de juego designado para tus hijos, para que sepan que estás jugando con ellos cuando estás en ese espacio. Los niños también pueden tener un espacio para jugar solos donde tengan todos sus juguetes o juegos favoritos a los que puedan jugar sin supervisión.

Tu espacio de trabajo puede estar alejado de esa zona para establecer mejor los límites.

Dicho esto, es posible que tu espacio necesite una pequeña actualización para mejorar la concentración. Te ayudará invertir en una zona agradable si trabajas desde casa permanentemente.

Esa zona agradable puede ser una silla cómoda o un espacio de pie con el equipo necesario y/o un cojín cómodo.

4. Permítase experimentar sus emociones

Sé amable contigo mismo y con tus hijos, y date un respiro. Date un respiro. Hay días en los que eres una madre estupenda y tienes un mal día.

Las cosas no siempre salen como las planeaste, así que acepta el caos, las rabietas, los niños que no cooperan y la tecnología. Aléjate durante cinco minutos, respira hondo y vuelve a empezar tantas veces como necesites. Un día con un montón de mini reinicios sigue siendo un buen día.

Practica la gratitud, con y sin tus hijos. Un corazón agradecido es un corazón feliz. Encuentra la alegría en las cosas pequeñas e inesperadas. O tómate cinco minutos para sentirte frustrado, enfadado, deprimido, etc.

Somos seres humanos. Permítete experimentar -y no siempre vigilar- tus emociones, sabiendo que caerse está permitido pero levantarse es obligatorio.

Es muy fácil sentir que tienes que hacerlo todo como madre. Pero tomar estas medidas para decir que no cuando tienes demasiado en tu plato, pedir ayuda cuando la necesitas, mover tu cuerpo y encontrar gente con la que puedas contar te ayudará a recargar las pilas.

No tienes que sacrificar tu salud mental para ser una buena madre. En cambio, dar prioridad a tu bienestar mental y emocional te ayudará a ser una madre aún mejor.

Añade un poco de placer a tu rutina mientras haces las tareas domésticas. Una música agradable o un poco de ejercicio pueden elevar el estado de ánimo, y un estado de ánimo elevado siempre mejora la concentración.

5. Pedir ayuda

Pide y recibe ayuda. Forma un equipo para turnarse en el mantenimiento de los niños o, si tienes la suerte de contar con familiares, amigos o niñeras, haz que participen y céntrate en tus tareas, sabiendo que tus hijos están seguros y cuidados.

También puedes apoyarte en la lectura de artículos -como éste- o preguntar y/o compartir con otros padres lo que les funciona y lo que no.

Como no todo tiene que girar en torno a los niños o al trabajo, asegúrate de que te tomas tiempo para recargar las pilas. Dedica tiempo exclusivamente a ti mismo. Es importante y debería ser una prioridad.

Al fin y al cabo, vivimos para luchar otro día, así que asegurémonos de estar preparados y con las pilas cargadas cuando empiecen las nuevas batallas.

Lo ideal es que te tomes más de cinco minutos para ti, aunque sea una meditación de cinco minutos. Tomarte un tiempo libre te dará el espacio que necesitas para conectar contigo mismo, relajarte y recargarte para poder presentarte plenamente ante tus hijos y tu trabajo.

Si te dispersas constantemente, no podrás dar todo lo que quieres a tus hijos y a otras tareas y relaciones importantes.

Respira, ponte a tono y vuelve a empezar.

Establecer tu espacio y tus límites en el trabajo puede ayudarte mucho a mantener la concentración. Hablar un idioma que entiendan tus hijos es crucial para mejorar tu concentración si estás cerca de ellos.

Estar atento al apoyo que necesitas y en contacto con tus necesidades personales y tu estado de ánimo es útil para hacer todo lo que te propones. Pide y recibe apoyo. Inspira y déjate inspirar por tus padres, compañeros de trabajo y cualquier persona que sientas que te apoyará en tu concentración.

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario