¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Amistad Comunicación Parejas

3 Pasos para Plantear un Problema en tu Relación Sin Iniciar una Pelea

Siendo un terapeuta en relaciones de parejas, una de las cosas más comunes que preguntan las personas es cómo iniciar y mantener conversaciones con las personas de su vida. Ya sea con sus parejas, jefes, amigos, padres o cualquier otra persona, puede resultar desalentador tener una conversación sobre algo importante y potencialmente difícil.

¿Cómo se empieza? ¿Cómo expresar tus pensamientos y sentimientos de forma que no suenen acusadores? ¿Cómo expresas lo que quieres que sea diferente sin limitarte a decir: “Cambia tu comportamiento, gracias”?

Bueno, no busques más. Te tengo cubierto.

Combinando un puñado de técnicas y teorías de comunicación, se han ideado un marco de tres pasos (que en realidad tiene cuatro pasos) para ayudarte a mantener una conversación con cualquier persona en tu vida. Esta técnica ha sido utilizada por directores generales, niños, padres y educadores; literalmente, cualquiera puede utilizarla. El acrónimo de este marco es REO, que significa reconocer, explicar y ofertar. Pero antes de empezar con REO, hay un paso más.

¿Preparado? Vamos allá.

Paso 1: Pide un tiempo para hablar.

¿Alguna vez has estado vaciando el lavavajillas y, de repente, tu compañero se acerca y empieza a hablar de algo importante? O quizás estás en la fotocopiadora del trabajo y tu jefe se acerca y te deja caer algo encima. ¿O estás hablando por teléfono con un familiar y te dice algo que te deja boquiabierto? Sí, no es divertido que te sorprendan.

A menudo hablamos de consentimiento cuando se trata de interacciones sexuales, y según los terapeutas sexuales, creen que el consentimiento es igual de importante cuando se habla de comunicación. Normalicemos el consentimiento en las conversaciones. ¿Cómo se ve esto?

He aquí tres ejemplos:

  • “Oye, tengo algo de lo que quiero hablarte. Es sobre nuestra vida sexual. ¿Cuándo sería un buen momento para hablar?”
  • “He estado pensando mucho en nuestra situación financiera y quiero encontrar un momento para charlar. ¿Cuándo te viene bien?”
  • “Ha habido muchos cambios aquí en la oficina, y quiero hablar contigo sobre algunas cosas en las que he estado pensando. ¿Cuándo tienes tiempo en tu día? O, si no es hoy, esta semana”.

Los tres ejemplos permiten a la persona que recibe la información decidir cuándo es bueno que entre en el contenedor de la conversación. Aunque la información que se da puede parecer una sorpresa, la persona no está siendo sorprendida por la conversación.

Así que has pedido una hora para hablar, haciendo saber a la persona cuál va a ser el tema general de la conversación. Una vez que te sientas a tener la conversación, es hora de entrar en R-E-O.

Paso 2: La R significa “RECONOCER”.

Este paso consiste en reconocer el elefante en la habitación y/o la realidad de la situación. He aquí algunos ejemplos de declaraciones de reconocimiento con distintos temas:

  • “Sé que no hemos tenido sexo en unos meses y que no hemos hablado de ello en absoluto”.
  • “Sé que hablar de dinero ha sido históricamente muy difícil para ambos”.
  • “Sé que las cosas han sido estresantes en la oficina últimamente”.
  • “Sé que los últimos dos años han sido un infierno para ti”.

Fíjate en que todas estas afirmaciones de reconocimiento comienzan con un “Sé que…” y continúan validando la realidad de la situación o nombrando el elefante en la habitación. Cuando piensas en hablar con la otra persona de lo que sea que quieras hablar, y te imaginas que te responde diciendo “sí, pero…”, lo que venga después de ese “pero” es probablemente una buena afirmación de reconocimiento.

He aquí un ejemplo: Tu amigo te llama y te dice que se siente dolido porque, en los últimos meses, no ha sabido de ti tanto como acostumbraban hablar. Puede que le respondas: “Sí, pero los últimos meses han sido muy duros por todo lo que ha pasado con mi trabajo…”, ¿verdad? ¿Y si empiezan la conversación con: “Sé que los últimos meses las cosas con tu trabajo han sido súper duras”? Con esta afirmación, te sientes inmediatamente validado, las defensas bajan y es más probable que escuches lo que tienen que decir a continuación.

Paso 3: La E significa “EXPLICAR”.

Aquí es donde la gente suele empezar las conversaciones. Empezamos explicando lo que pensamos y lo que sentimos, y a veces estas dos cosas se confunden. Alguna vez has oído a alguien decir: “Me siento como tú” o “Siento que…”. Esos son pensamientos disfrazados con la parte inicial de “siento”.

Cuando usamos la palabra “siento”, es realmente importante que estemos hablando de un sentimiento, ya sea una sensación física o una emoción. Cuando le pregunto a alguien cómo se siente, no le estoy preguntando qué está pensando. Si quiero saber lo que está pensando, se lo preguntaré. Intenta descubrir si haces esto en tu vida (el 99% de las personas que conozco lo hacen).

El paso de Explicación debería seguir esta estructura:

  • “Siento/sentí (emoción) cuando (situación o acción que creó la emoción)”.

He aquí algunos ejemplos de cómo podría ser esto, continuando con los enunciados A utilizados anteriormente:

  • “Me siento desconectado cuando no tenemos ninguna forma de intimidad física”.
  • “Me siento asustado cuando sacas a relucir nuestra situación económica”.
  • “Me siento decepcionado porque no cumpliste el plazo de entrega la semana pasada”.
  • “Me siento triste y defraudado cuando no devuelves mis llamadas telefónicas y no respondes a mis mensajes de texto. Me siento herido cuando soy el único que intenta comunicarse”.

Cuando expresamos las cosas en este formato, quitamos la culpa a la persona, pero le hacemos saber cómo nos han afectado sus acciones. En lugar de empezar una conversación con “nunca me llamas y claramente no te importa nada nuestra amistad”, permite que la persona entienda que estás herido, triste y defraudado en lugar de intentar deducirlo de una intensa declaración de culpa.

Si te sientes desafiado a la hora de identificar tus emociones, echa un vistazo a estos guiones. La última página es una hoja de sentimientos, porque sí, hay más sentimientos que los de felicidad, tristeza y enfado.

Paso 4: La O significa “OFERTAR”.

Aunque consigamos expresar con naturalidad nuestros sentimientos y lo que está contribuyendo a crearlos, a menudo lo dejamos así. Me gusta decirles a las personas que es como coger una pelota de baloncesto llena de sentimientos, pasársela a la persona con la que están hablando y decirle: “Vale, ahora lo arreglas tú”. ¿Te resulta familiar? Tanto si has estado en el lado que pasa como en el que recibe esto, puede dejarte confundido e inseguro de qué hacer a continuación. Incluso la persona que tiene los sentimientos puede no saber lo que necesita o quiere a continuación, lo que puede crear más tensión y conflicto.

Entonces, ¿cómo evitar esto? La persona que habla debe tomarse el tiempo necesario antes de compartir para pensar en lo que quiere de su interlocutor. Tenemos que ayudar a las personas con las que hablamos a que nos ayuden, y podemos hacerlo compartiendo amablemente, con la mayor calma posible, utilizando este marco de trabajo y ofreciéndoles una posible solución (o al menos un paso en la dirección correcta). Esa es la declaración de ofertar.

¿Qué aspecto tiene una declaración de Ofertar? Siguiendo con los ejemplos anteriores, podría sonar así:

  • “Me encantaría encontrar formas de conectar físicamente, aunque no sea con sexo o incluso con algo sexy. ¿Qué te parece?”
  • “Me ayudaría a sentirme menos asustada si tuviéramos un momento programado para hablar de nuestras finanzas, para que ninguno de los dos tenga que preocuparse por sacar el tema de la nada. ¿Qué te parece?”
  • “Necesito que seas puntual con tus plazos y que me comuniques si te vas a retrasar. ¿Podemos acordar eso?”
  • “Lo que realmente me gustaría es que te pusieras en contacto conmigo, aunque sea una vez al mes. Tal vez incluso poner un recordatorio en tu teléfono para hacerlo. No me importa si es un recordatorio que te hace recordar; sólo quiero saber de ti. ¿Crees que es posible?”.

Fíjate en que cada una de estas afirmaciones es una clara petición seguida de una pregunta. No estamos tratando de decirle a otra persona lo que tiene que hacer; le estamos dando una opción de algo que puede ayudar a la situación de la que estamos hablando. Terminar con una pregunta les da la oportunidad de decir sí o decir no y ofrecer una solución alternativa.

REO en acción.

Antes de entrar en por qué este marco es tan útil y cómo puedes ponerlo en práctica, quiero poner estos ejemplos para que puedas ver la experiencia completa de A-E-O después de pedir un tiempo para hablar.

Ejemplo nº 1: Vida sexual con la pareja

  • Reconocer: “Sé que no hemos tenido sexo en unos meses y no hemos hablado de ello en absoluto”.
  • Explicar: “Me siento desconectado cuando no tenemos ninguna forma de intimidad física”.
  • Ofertar: “Me encantaría encontrar formas de conectar físicamente, aunque no sea con sexo o incluso con algo sexy. ¿Qué te parece?”

Ejemplo nº 2: Dinero (con un familiar o pareja)

  • Reconocer: “Sé que hablar de dinero ha sido históricamente muy difícil para ambos”.
  • Explicar: “Me siento asustado cuando mencionas nuestra situación económica”.
  • Ofertar: “Me ayudaría a sentir menos miedo si tuviéramos un momento programado para hablar de nuestras finanzas, de modo que ninguno de los dos tenga que preocuparse por sacar el tema de improviso. ¿Qué te parece?”

Ejemplo nº 3: Plazos en el trabajo

  • Reconocer: “Sé que las cosas han sido estresantes en la oficina últimamente”.
  • Explicar: “Me sentí decepcionado porque no cumpliste el plazo la semana pasada”.
  • Ofertar: “Necesito que seas puntual con tus plazos y que me comuniques si se va a retrasar. ¿Podemos acordar eso?”

Ejemplo nº 4: Amistad a distancia

  • Reconocer: “Sé que los dos últimos años han sido un auténtico infierno para ti”.
  • Explicar: “Me siento triste y defraudado cuando no devuelves mis llamadas telefónicas y no respondes a mis mensajes de texto. Me siento mal cuando soy el único que intenta comunicarse”.
  • Ofertar: “Lo que realmente me gustaría es que te pusieras en contacto conmigo, aunque sea una vez al mes. Tal vez incluso poner un recordatorio en tu teléfono para hacerlo. No me importa si es un recordatorio que te hace recordar; sólo quiero saber de ti. ¿Crees que es posible?”

Consejos para aplicar este marco por primera vez.

Aunque puedes sacarlo de la nada, te animo a que compartas con la persona con la que vas a hablar que vas a utilizar un marco para expresar cómo te sientes, cómo piensas y cuáles son tus necesidades. Puedes decirles que un terapeuta que enseña sobre comunicación escribió un artículo sobre un marco de comunicación que resonó en ti y que quieres intentar utilizar. De este modo, cuando hables de forma potencialmente superdistinta a como te sueles comunicar, no estarán pensando “¿qué está pasando?” todo el tiempo que estés hablando. Al principio, incluso puedes sacar una pequeña hoja de trucos que diga tus frases R, E y O.

En la escuela no nos enseñan a comunicarnos de forma eficaz y saludable, así que si esto te parece abrumador a cualquier nivel, no estás solo. Sigue aprendiendo, lee más artículos como éste, asiste a talleres y toma las riendas de tu educación como adulto. Tú puedes hacerlo.

Lo que hay que saber.

Este marco REO es beneficioso tanto para la persona que lo utiliza como para la que lo recibe. Como persona que habla, a veces puede resultar abrumador transmitir tus pensamientos, sentimientos y peticiones sin sentirte abrumado por la emoción, reaccionar a la mirada de tu interlocutor o simplemente olvidar lo que querías decir en un principio.

El uso de un marco de referencia te ayuda a mantenerte en el camino y a que tu interlocutor siga lo que estás diciendo. Además de ayudar al oyente a seguir y seguir, la forma en que se establece es más accesible para recibir que un vómito de palabras de pensamientos y sentimientos. Como seres humanos, anhelamos una estructura, y la comunicación no es diferente. Este marco proporciona al emisor y al receptor más estructura, lo que reduce el estrés de todas las partes implicadas.

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario