¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Salud Física y Mental Vida y Salud

3 Momentos Críticos para Cuidar la Salud de Cerebro de la Mujer (Según un Neurocientífico)

Cada 65 segundos, un nuevo cerebro desarrolla Alzheimer, y más de 5 millones de estadounidenses ya viven con la enfermedad. ¿Y aún más asombroso? Las mujeres representan casi dos tercios de todos los casos de Alzheimer. No se sabe muy bien por qué las mujeres desarrollan el Alzheimer en mayor medida que los hombres, pero es probable que la salud hormonal tenga algo que ver.

La salud hormonal es crucial para la salud del cerebro, en todas las edades, tanto para los hombres como para las mujeres, pero las mujeres pasan por etapas reproductivas en sus vidas que tienen un impacto único en sus cerebros: pubertad, embarazo y perimenopausia.

Esto es lo que sabemos sobre los cambios en el cerebro durante cada una de estas etapas, y cómo las mujeres pueden proteger mejor su salud cognitiva de por vida.

1. Pubertad

¿Qué le ocurre al cerebro durante la pubertad?

Durante la pubertad, las hormonas están programadas para regular ciertas funciones del cuerpo y del cerebro. Una investigación publicada en el Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry afirma que los cambios hormonales que se producen durante la pubertad pueden aumentar el riesgo de aparición y persistencia de síntomas depresivos en las mujeres.

Las investigaciones también demuestran que la depresión y la ansiedad pueden estar relacionadas con un mayor riesgo de padecer Alzheimer, por lo que reducir la incidencia de la depresión mediante un diagnóstico y un tratamiento tempranos es valioso para la vida de una mujer a todos los niveles.

Cómo proteger el cerebro durante la pubertad.

Más que nada, es fundamental que una chica que atraviesa la pubertad cuente con las condiciones físicas y sociales que necesita para optimizar su salud cerebral, y eso incluye cosas como tener acceso a una nutrición adecuada, ejercicio y un entorno seguro y estable.

Las toxinas ambientales son malas para el cerebro en cualquier momento de la vida, por lo que es fundamental reducir la exposición a ellas, ya sea por la contaminación del aire, las toxinas ingeridas y los productos que pueden interferir con la producción de estrógenos, como ciertos maquillajes y plásticos. Elegir productos de acero inoxidable o de vidrio en lugar de plásticos puede ayudar, así como beber agua filtrada y evitar los alimentos que tengan residuos de pesticidas o muchos ingredientes artificiales. También es fundamental asegurarse de que duermen lo suficiente durante la pubertad, ya que el sueño es crucial para la consolidación de la memoria y el aprendizaje, la reducción del estrés y el apoyo al sistema inmunológico. El ejercicio también es esencial, así como mantenerse alejado de las drogas y el alcohol. El cerebro está cambiando drásticamente durante la pubertad, y es importante no comprometerlo mediante la exposición a elementos poco saludables.

2. Embarazo

¿Qué le ocurre al cerebro durante el embarazo?

Cuando las mujeres quedan embarazadas, todo su cuerpo, incluido el cerebro, experimenta un gran aumento de hormonas, seguido de un gran descenso tras el nacimiento del bebé. Muchas mujeres experimentan el “cerebro del embarazo”, que consiste en una disminución del funcionamiento cognitivo, la memoria y el funcionamiento ejecutivo, según un metaanálisis sobre el embarazo y los cambios en la cognición.

En cierto modo, el embarazo se asemeja a la pubertad, ya que el cerebro está expuesto a una gran afluencia de hormonas que, en este caso, te preparan para dar a luz, y al mismo tiempo afectan también a la función cerebral. Ahora tenemos pruebas de que, en el caso de algunas mujeres, los “baños” de estrógenos que experimenta el cerebro de una mujer durante el embarazo pueden protegerla de desarrollar Alzheimer en el futuro. Las investigaciones también indican que la diabetes gestacional podría ser una señal de alarma para el desarrollo de la diabetes de tipo 2 en la mediana edad, que es un factor de riesgo para el Alzheimer.

Cómo proteger el cerebro durante el embarazo.

Durante el embarazo, las mujeres deben asegurarse de que duermen lo suficiente, hacen ejercicio y se alimentan de forma saludable. Recomiendo la dieta mediterránea, llena de vitaminas y minerales, grasas saludables como el aceite de oliva y el pescado, proteínas magras y verduras de hoja verde para obtener fibra. También aconsejo evitar los alimentos procesados, el azúcar refinado y el exceso de sal; estos alimentos pueden provocar un aumento de peso poco saludable, fatiga e incluso una mayor probabilidad de desarrollar hipertensión o diabetes gestacional.

También es importante que las mujeres sean amables consigo mismas durante esta época tumultuosa. Son muchos los cambios abrumadores que se producen en el cerebro y el cuerpo, además de lo que ocurre a su alrededor. La vida va a cambiar radicalmente con la llegada de un bebé. Es una fuente de alegría, ¡pero también de mucho trabajo!

3. Perimenopausia

¿Qué le ocurre al cerebro durante la perimenopausia?

El cerebro de las mujeres de mediana edad parece ser más sensible al envejecimiento hormonal que al cronológico. Tanto el cuerpo como el cerebro experimentan un cambio en la producción de estrógenos, que a su vez desencadena innumerables modificaciones en la estructura cerebral, la conectividad de las regiones del cerebro y el consumo de energía cerebral. En particular, muchas mujeres que atraviesan la perimenopausia experimentan un descenso de los niveles de energía cerebral, que a corto plazo se manifiesta en forma de sofocos y fatiga, y a largo plazo puede hacer que el cerebro de la mujer sea más susceptible de desarrollar Alzheimer.

Cómo proteger el cerebro durante la perimenopausia.

También se ha recomendado la dieta mediterránea para la perimenopausia, ya que se ha demostrado que este nutritivo plan de comidas es el mejor para la salud del cerebro cuando las mujeres envejecen. Las mujeres también deben mantener el alcohol al mínimo, evitar fumar, dormir todo lo que puedan y reducir el estrés, ya que se sabe que todos estos factores hunden el estrógeno. Las investigaciones demuestran que el ejercicio aeróbico también puede ayudar a mejorar la cognición.

Conclusión

Los hombres y las mujeres parecen desarrollar el Alzheimer por razones diferentes: Los cerebros de los hombres parecen ser más sensibles a los factores de riesgo cardiovascular, y los de las mujeres a los factores de riesgo hormonales y metabólicos.

Llenar el vacío existente entre la salud de la mujer, la neurología y la psiquiatría es vital, para que las mujeres puedan recibir la mejor y más adecuada atención preventiva para su salud cerebral durante cada fase de la vida.

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario