¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Hogar Organización

3 Consejos Para Hacer Las Tareas Domésticas del Hogar Sin Problemas con tu Pareja

No hay nada tan frustrante como volver a casa luego del trabajo y darse cuenta de que está hecho un desastre, la cena necesita ser cocinada, y hay una montaña de ropa sucia quenecesitas  lavar. Todos nosotros pasamos tiempo lidiando con las tareas domésticas, pero este escenario es aún más frustrante cuando encuentras ese desorden y tu pareja parece no preocuparse por eso.

Esas Tareas Pueden Parecer Opcionales, Pero Son Muy Importantes.

Después de la fidelidad y el sexo, compartir las tareas domésticas es uno de los componentes más importantes de una convivencia exitosa. Muchas personas entienden la percepción de que una relación saludable se centra en los hitos más importantes. Compromiso, matrimonio, citas románticas, aniversarios y regalos son puntos obvios de discusión en nuestras relaciones. Estas son cosas grandes porque parecen tener el mayor impacto en nuestras vidas con nuestros seres queridos.

Algunos pueden pensar que es mejor hablar sobre el trabajo, lo que hay en la televisión o lo que está pasando durante el fin de semana en lugar de dedicar parte de la conversación a limpiar la casa.

Pero piénsenlo bien, el 80% de nuestras vidas están hechas de quehaceres domésticos. Todo, desde lo que comes hasta lo que llevas puesto, pasando por la limpieza de tu casa, se reduce a lo hábil que somos con nuestras tareas domésticas.

Para ponerlo en perspectiva, piensa en cuánto tiempo pasas haciendo cosas básicas como alimentarte. Si te toma una hora preparar una comida y come tres veces al día, pasará tres horas preparándolas todos los días. En el transcurso de 365 días, salen 1,095 horas, o 45 días sólo en la cocina.

Incluso esa ropa que llevas puesta. Si pasas un promedio de una hora diaria en lavar y planchar, al final de un año, gastarás 15 días lavando la ropa. La limpieza de tu casa por tres horas a la semana toma 156 horas en un año, que sale a casi 7 días.

De estas pocas tareas, pasamos dos meses al año en tareas domésticas. Esto ni siquiera está considerando otros deberes como el cuidado de niños, cuidado del césped, o el mantenimiento de tu vehículo. Si las parejas no pueden ponerse de acuerdo en las tareas, eso significa que pasarán por lo menos dos meses de su año resentidos el otro del otro por su falta de contribuciones al hogar. Sin un plan, las tareas domésticas pueden convertirse rápidamente abrumadoras para al menos uno de ellos. Siempre que hay un desequilibrio, la relación sufre.

Las Parejas Felices Dirigen Su Hogar Como Un “Negocio”

En lugar de esperar a que los platos se acumulen y permitir que el resentimiento se acumule junto con ellos, las parejas deben llegar a un acuerdo comercial sobre las tareas domésticas. El “negocio” debería de convertirse en una carrera eficiente para que ambos puedan vivir felizmente en él.

Por lo general, cuando las parejas no hablan de las tareas domésticas, una persona termina haciendo la mayor parte del trabajo. Terminan manejando las finanzas, haciendo reparaciones, cocinando y limpiando. Esto es agotador, e incluso el más hábil es propenso a sentirse abrumado o cometer errores.

Cuando una pareja se siente subestimada, es posible que pierda la motivación para continuar con el negocio de dirigir el hogar. Este sentimiento acabará erosionando la relación.

Una distribución justa de responsabilidades ayudará a que el negocio funcione sin problemas. Ambas partes sentirán que sus necesidades están satisfechas, y estarán felices.

El primer paso en todo esto es mencionar lo que ambos hacen en la casa. Lo más probable es que tú y tu pareja estén contribuyendo, pero talvés ni se dan cuenta. Cuando ambos ven juntos lo que están haciendo para hacer que el hogar funcione, pueden usar las tareas domésticas para ayudarles a jugar más en equipo.

Como la quinta y última etapa de una relación romántica, jugar en equipo te hace unirte como un frente común. Como una unidad, usted puede trabajar para lograr un hogar feliz, organizado y cariñoso. Lea más acerca de las 5 etapas del amor aquí: Hay 5 etapas de amor, pero tristemente muchas parejas se detienen en la etapa 3.

El proceso de determinar quién debe hacer cada tarea variará según las necesidades de la pareja. Ambos necesitarán decidir sobre las responsabilidades en el hogar, y no importa si eres el jefe en el trabajo o un trabajador de nivel básico. Deja tu rango en la puerta y se conviertete en un socio de negocios con un interés personal en tu hogar tan pronto como llegue a casa.

Habla Sobre las Tareas Domésticas y Vincúlate con Ella

Hay algunos consejos para ayudar a las parejas a establecer las reglas básicas para el negocio de mantener el hogar.

1. Se Claro Acerca de lo Que Hay Que Hacer y Cuándo.

Cuanto más específico seas sobre lo que hay que hacer, como quién lo hará y cuándo será necesario completarlo, mejor. Cada pareja necesita hablar sobre sus expectativas y prioridades para el hogar. Además de pensar en cosas básicas como quién/qué/cuándo hacer las tareas domésticas, pasen algún tiempo hablando sobre por qué es importante hacer estas cosas y cómo se deben completar las tareas.

Ustedes pueden tener expectativas diferentes, y esto podría ser una causa para discutir en el futuro. Prevengan los problemas hablando detalladamente sobre las tareas domésticas. Haz una lista de lo que hay que hacer e identifica qué tareas son las más odiadas para cada pareja. Pueden comprometerse para que ninguno de los dos se quede atascado haciendo tareas que no puedan soportar.

No llevarías un negocio sin discutir los diversos aspectos de tu operación diaria con tu socio. Cuando se trata de administrar tu hogar, debes ser igualmente explícito acerca de lo que se necesita hacer.

2. Revisa y Ajusta Tus Planes Según Sea Necesario.

Si estuvieras manejando un negocio real, tú y tu socio trabajarían juntos para maximizar las ganancias y trabajar alrededor de las debilidades. Dividirías el trabajo para obtener los mejores resultados. Vale la pena discutir periódicamente si están cumpliendo sus tareas de la manera más eficiente posible. Funciona igual para las tareas domésticas.

Hacer un plan es sólo la mitad de la batalla. Necesitarás revisar tu plan de vez en cuando para asegurarte de que sigue funcionando. Por ejemplo, si tu pareja tiene que trabajar hasta tarde en un proyecto importante esta semana, es posible que acepte asumir temporalmente más tareas domésticas para ayudar.

El verse unos con otros previene la frustración. Si pueden trabajar juntos para hacer más trabajo de manera eficiente, esto hará que su relación sea más fuerte.

3. Tómate un Tiempo Para Reconocer el Esfuerzo.

En los negocios, los líderes saben que el reconocimiento del trabajo duro construye lealtad y respeto mutuo. Ésto también es un componente poderoso de una relación saludable. Así que en casa, las parejas también deben reconocerse mutuamente el esfuerzo.

Demuestra tu aprecio cuando tu pareja cumple con su parte del trato. Cuando expresas tu gratitud por el esfuerzo que se hacen para hacer de tu hogar un lugar agradable, haces que se sientan apreciados y motivados.

Haz las Tareas de la Casa o las Tareas Que Tú Haces.

En lugar de dejar que las tareas se nos vayan de las manos hasta que nuestra pareja las haga a regañadientes, inventa un plan. Juntos, tú y tu pareja pueden establecer expectativas que los llevarán a ambos a tener un hogar más cómodo y una relación de apoyo más sólida.

Las tareas pueden parecer pequeñas cosas, pero tienen tanta influencia que deberíamos considerarlas grandes cosas. Trabajen en equipo para averiguar cómo van a realizar estas tareas de su agenda de una manera eficiente. Tendrán más tiempo juntos, y se apreciarán el uno al otro si tratan a su hogar como un negocio bien administrado.

Acerca del Autor

Andres Villanueva

1 Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario

  • […] Las relaciones desequilibradas pueden causar mucho estrés y tensión en una pareja u otra. Una relación que tiene una pareja haciendo todas las tareas domésticas mientras que la otra hace todo el dinero puede ser perturbador por una razón u otra. Las relaciones se vuelven más felices y saludables cuando hay equilibrio. A veces esto significa renunciar y comprometerse juntos. Puedes leer nuestro artículo: Consejos Para Hacer Las Tareas Domésticas del Hogar Sin Problemas con tu Pareja. […]