¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Comunicación Hijos Paternidad y Maternidad

11 Consejos para Ayudar a su Hijo a Afrontar el Divorcio o Separación

No sería original decir que el divorcio es igualmente estresante para los cónyuges que se divorcian y para sus hijos. Entonces, ¿qué causa exactamente el estrés en los niños en primer lugar? Son los cambios.

La composición de la familia cambia cuando los padres ya no viven juntos, el ambiente general de la familia y la posibilidad de un nuevo lugar de residencia, escuela, círculo de amigos, etc.

En este artículo, hablaré de 11 formas prácticas y viables de ayudar a tu hijo a afrontar el divorcio.

Cómo ayudar a su hijo a afrontar el divorcio o separación

1. Recuerde a su hijo que no tiene la culpa

La mayoría de los niños pueden creer que han llevado a sus padres a la ruptura y pueden culparse inconscientemente por el divorcio de sus padres. Pueden atormentarse con diversas sospechas y experiencias.

Por ejemplo, un niño puede repasar posibles escenarios, como “Mamá y papá no se habrían peleado si yo hubiera sido amable y no grosero” o “Es culpa mía que no soy lo suficientemente bueno desde que papá decidió abandonar la familia”.

En esta fase, es importante explicar a tu hijo que no es culpa suya que se produzca el divorcio. Tranquilice a su hijo y dígale que usted y su cónyuge le siguen queriendo, a pesar de que su matrimonio se está acabando.

2. No traslade sus quejas a su hijo

Después de un divorcio, a menudo somos vulnerables. Las menciones a un ex cónyuge y sus acciones pueden llevarnos a la ira, la decepción y otras emociones negativas. Por lo tanto, debe tener especial cuidado con la forma en que se comunica con su hijo durante estos momentos.

Controla el discurso y el tono de la conversación. La psique de un niño está organizada de forma diferente a la de un adulto. Proyectan tus emociones en ellos mismos.

Piensa en qué y cómo hablas del segundo padre. Además, intenta explicar cómo te sientes y por qué estás enfadado, molesto o preocupado. Explicar tus emociones a tu hijo le ayudará a sentirse seguro de que seguirás queriéndole.

3. Dígale a su hijo que no ha perdido al otro progenitor

Otra regla para ayudar a su hijo a afrontar el divorcio es insistir en que el niño no ha perdido al segundo progenitor y que ambos padres le seguirán queriendo a pesar de los cambios.

Los niños suelen percibir el divorcio como la pérdida de un padre que ya no vivirá con ellos. Merece la pena hablar con el niño de que, aunque ya no vivan juntos, cada uno de los padres seguirá dedicándole tiempo de calidad.

Recordar constantemente que ambos padres quieren al niño ayuda a los niños a sobrellevar la separación y a sentirse valorados por ambos progenitores. De este modo, no se forma una imagen negativa del segundo progenitor a los ojos del niño.

4. No arregle las cosas delante de su hijo

Por el bienestar y la salud mental de su hijo, no discuta con el otro progenitor delante de él y no lo convierta en un instrumento de manipulación.

Por ejemplo, no amenace a su ex pareja con no ver a su hijo si no paga ciertas cosas. A los niños cuyos padres se están divorciando no les importa quién paga qué. Necesitan una comunicación total con ambos padres.

Nunca involucre a sus hijos en sus batallas. La cantidad de conflictos parentales que un niño presencia durante e inmediatamente después del divorcio juega un papel decisivo en su adaptación.

5. Hable de los cambios familiares con su hijo

Cuando ayude a su hijo a afrontar el divorcio, explíquele las cosas que van a cambiar en la familia.

Por ejemplo, es posible que tengan que mudarse a otro lugar, lo que puede implicar que otro adulto de confianza les recoja después del colegio y les lleve a las actividades extraescolares. Otros cambios incluyen que el niño tenga que ir y venir de dos domicilios diferentes.

Explicar estos cambios en un lenguaje fácilmente comprensible para el niño reducirá su nivel de estrés.

Las familias que atraviesan un divorcio deben hablar de todos los cambios familiares con todas las partes implicadas para que puedan entender mejor cómo afrontar la situación en su conjunto. Lo principal es estar siempre abierto a la discusión con su hijo y no ocultarle nada.

6. No hables mal del otro padre

Otra forma de ayudar a un niño a afrontar la separación es no culpar o criticar a su cónyuge delante de él. Las críticas y acusaciones no traen más que negatividad. Por supuesto, siempre puedes hablar de estos temas en sesiones de psicoterapia o con amigos, pero no es necesario que expongas a tus hijos y a su frágil psique a esto.

Nunca descargues los sentimientos negativos en tus hijos ni los obligues a tomar partido, ya que esto puede ser una experiencia muy traumática para un niño. Siempre debes intentar mantener una relación civilizada con tu ex pareja.

7. Permita que el niño exprese sus emociones negativas

No niegues las emociones de tu hijo, aunque no te gusten. Por el contrario, comprenda sus emociones: es la reacción del niño a lo que le ocurre. Les ayuda a comprender sus habilidades de comunicación, a regular su comportamiento y a aprender a entender mejor a los demás.

Por ejemplo, si el padre no se comunica con tu hijo después del divorcio, intenta compartir su tristeza. Explícale que no pasa nada por estar triste y echar de menos a alguien importante.

Su presencia y la oportunidad de compartir experiencias con ellos son significativas para su hijo. No niegues su dolor ni sus ganas de llorar. Ellos están pasando por un periodo difícil como tú, y tienen derecho a experimentar diferentes emociones.

8. Sé sincero sobre tu ruptura de la forma más sencilla posible

En función de su edad, los padres deben explicar claramente a sus hijos qué es el divorcio en términos sencillos. Cuando tenga que lidiar con el divorcio y los niños, tenga en cuenta el nivel de madurez y el temperamento del niño a la hora de hablar de la situación actual. Puede decirle a su hijo que su divorcio se debe a cuestiones específicas, pero no tiene que entrar en detalles.

Puede que tengas que explicárselo todo varias veces; no es fácil que entiendan y acepten inmediatamente que sus padres no van a estar juntos. Recuerda que cuando hables con un niño sobre el divorcio, no culpes al otro progenitor y no digas nada malo sobre él.

9. Haga todo lo posible para que su hijo se sienta querido

Lo primero que debes recordar es que tu hijo siempre necesita tu amor y apoyo, independientemente de que esté pasando por una gran transición o no. Y más aún en una situación estresante como el divorcio.

Su hijo debe saber y sentir que usted está siempre dispuesto a responder a todas sus preguntas y a prestarle atención cuando necesite expresar ciertos sentimientos y emociones. Este es un momento de confusión para tu hijo, y mantener las cosas lo más normal posible es clave.

10. Anime a su hijo a hablar del divorcio

Hay muchas maneras de ayudar a tu hijo a enfrentarse al divorcio y a sobrellevarlo. Expresar sus sentimientos es una de ellas, ya que ayuda a aliviar el dolor y el estrés.

El divorcio es difícil de manejar y puede requerir varias conversaciones sentadas. Ayúdales a encontrar palabras para sus sentimientos y a reconocerlos. Por último, no te olvides de las sesiones de terapia si crees que son necesarias.

11. Apoye la rutina del niño en la medida de lo posible

Los cambios y las rutinas desconocidas son la base del estrés que puede experimentar un niño durante un divorcio. Por lo tanto, trate de mantener los cambios al mínimo y mantenga su rutina diaria regular tanto como sea posible.

Mantenga las noches de pizza de los jueves y las salidas al parque de los fines de semana, si esa ha sido la rutina de su hijo. Mantenga las obligaciones y promesas anteriores en la medida de lo posible y su hijo se adaptará a los cambios gradualmente.

En Conclusión

Sí, el divorcio puede ser agotador, pero no es el fin del mundo. Los padres difieren, pero están conectados por la persona más importante: su hijo.

Como en cualquier situación dolorosa, la clave es adaptarse. Si te preguntas cómo afrontar la separación cuando hay un hijo de por medio, recuerda que la comunicación es el primer paso para seguir adelante. Cada padre debe hacer todo lo que esté en su mano para asegurarse de que el niño se sienta necesario y querido durante todos los cambios que le rodean.

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario