¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Amor y Relaciones Comunicación Desarrollo Personal

10 Malos Hábitos de las Personas Manipuladoras

Puede ser difícil detectar si alguien es manipulador al conocerlo. Desafortunadamente, su naturaleza egoísta a menudo pasa desapercibida hasta que te involucras demasiado en sus vidas para simplemente cortar y correr. Una vez que se han acercado a ti, estos maquiavélicos intrigantes harán lo que sea necesario para mantenerte cerca, todo por el bien de usarte de una manera u otra. Tal vez la peor parte de estar atrapado en una amistad manipuladora es que te hace dudar de la autenticidad de los demás, lo que puede significar constantemente cuestionar otras relaciones.

Si tienes un “amigo o amiga ” que exhibe los siguientes rasgos, deberías intentar eliminarlos de tu vida lo antes posible.

1. Se hacen los inocentes

Las personas manipuladoras tienen una forma de jugar con la verdad para presentarse como la víctima. Una vez tuve un “amigo” que me hizo sentir mal por no haberle prestado cinco dólares para comprar un paquete de cigarrillos, aún sabiendo que detesto fumar. Mirando hacia atrás en esos días, me doy cuenta de que me estaba usando. Me hacía sentir como un mal amigo por no prestarle dinero para mantener ese mal hábito, cuando en realidad él era el mal amigo por haberle pedido el dinero en primer lugar.

2. Se hacen los tontos

Las personas manipuladoras agotarán la energía de todos los que les rodean buscando la ayuda de sus amigos, sólo para seguir adelante y hacer lo que quieran. Cuando sus amigos los llamen, estarán listos con una excusa tras otra. “Es mi vida, haré lo que quiera” o “Déjame cometer mis propios errores”. Está bien si así es como deciden vivir, pero no deberían pedir consejo si no quieren oír la verdad. Es una pérdida de tiempo y energía de la otra persona, y puede dañar su confianza en el valor del consejo que dan.

3. Ellos racionalizan su comportamiento

Además de no seguir el consejo de sus amigos, la gente manipuladora hace que su comportamiento negativo parezca la única opción. Hacen que parezca que han tomado la decisión correcta, aunque tú lo sabes mejor desde un punto de vista objetivo. A menudo buscan “ganar” argumentos, en lugar de llegar a un consenso con la otra parte. La implicación aquí es que no escucharon realmente lo que tenías que decir en absoluto. Sólo esperaban que terminaras para poder ofrecer una refutación, sin importar cuán sólido fuera tu consejo.

4. Cambian de tema a menudo

Como la gente manipuladora sólo se preocupa por sí misma, al final dirigirán la conversación hacia sus propias necesidades en cualquier oportunidad que tengan. Lo harán especialmente cuando saben que están equivocados en algo pero no quieren admitirlo. Así que, en lugar de validar la opinión de la otra persona, cambiarán el tema por algo inocuo o no relacionado con el tema anterior. Esto les ayuda a evitar la verdad de una manera indirecta que es bastante imperceptible para los demás.

5. Dicen verdades a medias

Las personas manipuladoras tiende a moldear la verdad a su favor. A menudo ocultan información que saben que los expondrá como mentirosos, actuando como si esto fuera de alguna manera mejor que decir una mentira descarada. Los manipuladores abordan todas las interacciones como si estuvieran en un tribunal, donde lo que dicen puede ser usado en su contra. Actuando de esta manera, pueden decir honestamente “Yo nunca dije eso”. Sí, técnicamente nunca dijiste eso, pero la forma en que eludiste la verdad no fue exactamente correcta.

6. Inducen a la culpa

Además de reclamar la inocencia, las personas manipuladoras también hacen que otros se sientan culpables. Puede haber momentos en las relaciones en los que te darás cuenta de que simplemente no tienes el tiempo o la energía para lidiar con ciertas situaciones, y la persona manipuladora te hará sentir que “no estás ahí para él”. Puede que incluso consigan que pongas tu propio bienestar en un segundo plano para tener a alguien a quien quejarse y a quien pedir consejo (consejo al que puede que no presten atención, de todas formas).

7. Insultan a otros

Las personas manipuladoras son groseras y abrasivas por naturaleza. Todos los verdaderos amigos pueden sentirse cómodos metiéndose con los demás por medio de la diversión inocentemente, pero los manipuladores se pasan de la raya con los golpes e insultos. Lo hacen en situaciones sociales para socavar discretamente a los demás y establecer un sentido de dominio. Los manipuladores nunca superaron esa mentalidad de la escuela secundaria, donde era “guay” burlarse de los demás y hacerlos sentir pequeños usando nada más que sus palabras.

8. Intimidan a los demás

Las personas manipuladoras son matones. Esto va más allá de los insultos y a menudo implica la alienación y la difusión de rumores. Una vez más, este es un comportamiento infantil, pero a menudo es exhibido por adultos inmaduros y manipuladores. Acciones como ignorar a ciertas personas en un grupo, no dejarles expresar sus opiniones o dejarlas atrás son algunas de las formas más “adultas” de intimidar. Las personas manipuladoras usarán estos métodos para establecer el dominio. En realidad, estas personas son increíblemente cohibidas y tienen baja autoestima, y lastimarán a cualquiera que esté a su alrededor para sentirse mejor con ellos mismos.

9. Minimizan su comportamiento

Las personas manipuladoras hacen que parezca que sus palabras y acciones “no son tan importantes”. Irónicamente, la mayoría de las veces son ellos los que han hecho un gran alboroto de las cosas. Es decir, hasta que oyen algo que no les gusta y le dan la vuelta a la situación a la otra parte. Claramente no muestran ninguna empatía por las personas que han gastado tiempo y energía valiosa tratando de ayudarlos, y en cambio le echan la culpa a todos los demás. Saben que tienen un problema, pero hacen que parezca que es el mundo el que va a por ellos y no al revés.

10. Culpan a los demás

Como se mencionó, Las personas manipuladoras cambian la culpa constantemente. Patinan por la vida sin tomar ningún tipo de responsabilidad por sus acciones. O bien no admiten que hicieron algo malo, o tienen alguna explicación para que sus acciones suenen razonables dadas las circunstancias. La gente manipuladora simplemente no vive de acuerdo a ningún código de ética, y cuando los alcanza, señalan con el dedo a cualquier otro lugar excepto a sí mismos.

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario