¿Tienes problemas con tu vida personal o de pareja? ¡Podemos ayudarte! Escríbenos aquí contándonos tu caso, y nosotros publicaremos un artículo con consejos y ayuda para tí.
Desarrollo Personal Motivación

10 Cosas que Hacer Cuando Estás Enfadado Contigo Mismo (por tus errores)

Cuando se comete un error, se olvidan rápidamente todas las victorias y los elogios que se le han dedicado a lo largo de los años. Si cometes un mísero error, es lo único en lo que puedes pensar. Y, por desgracia, puede que lo lleves contigo toda la vida. Esto es normal, pero no saludable.

Los errores ocurren, y los sabios saben que así se aprende. Tropezar y caer, y volver a levantarse, es el ciclo del desarrollo humano desde la infancia. Sin embargo, cuando se cometen errores, esta sabiduría experiencial puede salir volando por la puerta. Tu primera reacción puede ser: “Estoy enfadado conmigo mismo”. Esta puede ser también la frase exacta que utilices en tu búsqueda de respuestas en Internet. En primer lugar, debes saber que no estás solo. En segundo lugar, hay numerosas maneras de enfriar esta emoción acalorada y volver a la pista.

Así que siéntate, respira hondo y ten en cuenta estas diez cosas que puedes hacer cuando estés enfadado contigo mismo por tus errores.

1. Recuerda que eres humano

Todo el mundo comete errores, y tú también lo harás. Una vez que te hayas dado cuenta de que formas parte de este grupo imperfecto llamado humanos, te sentirás mejor en tu camino. De hecho, cuando te enfades por cometer errores, considéralo un rito de paso. Inevitablemente, a veces fallarás, dirás cosas que no deberías o no cumplirás las expectativas. No se trata de ser simplista, sino de ser honesto: así es la vida. Es ser humano. Así que, los errores que hayas cometido antes y los que cometas en el futuro, te ayudarán a crecer como profesional y como ser humano.

2. Controla tu ira

La ira es una emoción problemática porque nubla tu juicio y tu proceso lógico de toma de decisiones. También es increíblemente insalubre. La ira provoca un aumento de la presión arterial, incrementa el estrés y el riesgo de enfermedades cardiovasculares y suprime el sistema inmunitario. Además, la ira sin paliativos puede alimentar resultados peligrosos, como la violencia y los comportamientos adictivos.

Tienes que aprender a gestionar tu ira. Al admitir en voz alta: “Estoy enfadado conmigo mismo”, eres dueño de tu estado de ánimo. Ahora, contrólalo. No dejes que se encone y crezca. Recuerda que los errores son manejables, pero el enfado sin control no lo es. Si no controlas tu ira, puede tener un impacto negativo en el resto de tu vida.

3. Desahógate y quítatelo de encima

Una forma de conseguir que tu ira se difumine es desahogarte. No hay nada más liberador que compartir lo que sientes con el mundo. Pero toma nota: desahogarse en las redes sociales no es una buena idea. Si te desahogas con alguien o te permites despotricar de ti mismo, puedes arruinar tu vida personal y profesional.

En su lugar, busca una fuente de confianza con la que desahogarte. Puede ser cualquier persona, desde un amigo hasta tu mascota. Simplemente diles: “Estoy enfadado conmigo mismo”. Saca del pecho todas las emociones reprimidas que te agobian. La compañía de un grupo de amigos de confianza o incluso un grupo de apoyo es un gran lugar para desahogarse. Estos colectivos están pensados para escuchar lo que te agobia.

Incluso puede que el mejor lugar para desahogarse sea un diario. Escribir cómo te sientes y lo que has aprendido de esta experiencia no sólo es una gran manera de desahogarte, sino que también te da un lugar para aparcar tus pensamientos y emociones para una reflexión posterior.

4. Levántate y muévete

El ejercicio y la actividad son formas estupendas de agotar la emoción “estoy enfadado conmigo mismo” que bulle en tu interior. Da un paseo rápido o ataca la bolsa de pesas o considera la posibilidad de limpiar el armario o el garaje. Ocupar tu mente, cuerpo y alma con una actividad física productiva es el siguiente paso lógico para liberarte de esta carga.

No hay nada más liberador que sudar de forma saludable. Descubrirás que la actividad física difumina instantáneamente tu ira y que un pico de endorfinas te da claridad. Una vez que hayas encontrado una forma saludable de ejercitar tu adrenalina, estarás listo para entrar en un espacio lógico y examinar qué fue lo que salió mal y cómo puedes manejar las cosas mejor la próxima vez.

5. Busque el consejo de otros

Cuando estás enfadado o te enfrentas a cualquier emoción exagerada, tu juicio se nubla. Es difícil encontrar el camino para salir del bosque. Busca consejo -ya sea en forma de un amigo, un familiar o un profesional- y diles: “Estoy enfadado conmigo mismo” y explica por qué. Te escucharán y te ayudarán a resolver tu enfado. También pueden ofrecerte consejos sobre lo que podrías cambiar de cara al futuro o cómo podrías dejar de autoenfadarte. Sus auténticas afirmaciones positivas y su voluntad de escuchar serán el mejor antídoto para tu ira.

Ten en cuenta que no es un signo de debilidad buscar ayuda profesional, especialmente si la ira es una reacción continua que experimentas ante los contratiempos. Un consejero o clínico está capacitado para ayudarte a desenterrar la raíz de esas emociones y ayudarte a explorar por qué se desencadenan. En adelante, tendrás las habilidades necesarias para gestionar mejor tus emociones y explorar caminos alternativos y más reflexivos cuando se produzcan errores.

6. Acaba con tu crítico interior

No dejes que los errores aviven esa voz interior que dice: “No soy lo suficientemente bueno”. Aunque te preguntes si es cierto y por un momento (o dos) creas a tu crítico interior, evita que te dirijas a esa pendiente resbaladiza de las víctimas. Ceder a tu crítico interior puede detener tu progreso. Sucumbirás a la duda y siempre te preguntarás: “si lo intentara de nuevo, ¿ocurrirían los mismos resultados?”.

Ese tipo de miedo paralizante no te llevará a ninguna parte. En cambio, recuerda las palabras de tu consejo y tu sabiduría interior: los errores se producirán. Entonces, anuncia en voz alta: “He cometido un error. Estoy enfadado conmigo mismo”. Luego aparca, apaga el motor y aléjate. Al día siguiente, levántate y vuelve a la vida, y no dejes que el diálogo interior derrochador, inexacto y autosaboteador te frene.

7. Aprende de tus errores

Me gustaría que volvieras a la idea de que los errores suceden y que suceden por una razón para que puedas aprender lo que no debes hacer. El “estoy enfadado conmigo mismo” debería ser la motivación para hacerlo bien. Detente y explora dónde está la lección. ¿Qué es lo que no harás en el futuro? ¿Qué más te has llevado? Tal vez haya personas con las que tengas que hablar para suavizar las cosas. Puede que haya que corregir el rumbo para avanzar en una dirección más positiva.

Hace poco, participé en una conversación sobre la carrera profesional que no fue nada bien. “Estoy enfadada conmigo misma”, pensé, por hablar demasiado en el momento para intentar arreglar las cosas, cuando el silencio habría sido la mejor alternativa. Aprendí de este error. En lugar de hablar demasiado, a veces basta con hacer una pausa y escuchar. En adelante, he practicado más la contención cuando es necesario y he salido de mis conversaciones profesionales con mejores resultados y más confianza.

8. Tómate tiempo para ti mismo

“Estoy enfadado conmigo mismo” es uno de los mejores motivadores para volver a estar contento con uno mismo. ¿Cómo? El ejercicio, el reinicio, la relajación y las distracciones saludables son algunas de las puertas de entrada a un mejor espacio mental. Con demasiada frecuencia, la gente cree que la mejor manera de superar algo es volver a saltar sobre ello, sea lo que sea, o dondequiera que esté arraigado su error. Aunque esto funciona para muchos, algunos necesitan un poco de tiempo y espacio para resolverlo todo, y eso está bien. Separarse de la situación durante un tiempo y tomarse un descanso mental puede hacer maravillas para limpiar su espíritu. También puede darte mayor claridad.

En este momento, es posible que estés demasiado cerca del error o los errores para obtener una perspectiva clara. Recuerda que está bien dar un paso atrás durante un tiempo y aclarar tu mente sin sentirte culpable por tomarte un tiempo para ti. Este restablecimiento mental pondrá algo de espacio entre tú y los errores para que puedas volver renovado y en mejor estado para dar un paso adelante.

9. Practica habilidades de relajación

La respiración profunda, el yoga y la meditación pueden hacer maravillas para ayudarle a relajarse y reducir sus emociones exaltadas. Al igual que el ejercicio, puede descubrir que esta forma de liberación y restauración no sólo le ayudará a trabajar a través de su ira, sino que también le ayudará a despejar su cabeza y restaurar su confianza. Este también puede ser el momento de construir su propia práctica de relajación personal para que la próxima vez que cometa un error, pueda entrar en su espacio de práctica curativa y restauradora y calmar su mente, cuerpo y alma.

10. Perdónate a ti mismo

“Errar es humano, perdonar es divino”. Sabemos que esto es cierto, pero no siempre lo practicamos. El perdón es el verdadero camino hacia la curación. Probablemente has escuchado muchas historias sobre cómo este proceso ha ayudado a la gente a volver de un lugar muy oscuro, incluyendo la recuperación de una enfermedad.

El perdón es poderoso y es la única manera de avanzar. Así que te voy a dejar con este último reto: ¿cómo puedes pasar de “estoy enfadado conmigo mismo” a “me perdono”?

Reflexiones finales

Cuando te encuentres revolviéndote en todos los “hubiera, podría, debería” que acompañan al pensamiento global “estoy enfadado conmigo mismo”, ya no tienes excusas para revolcarte en la descarrilante emoción de la ira. Experimentar con una o todas las estrategias anteriores puede ayudarte a acortar el periodo entre que cometes un error y tienes un momento de iluminación. Saber que eres humano, que tienes gente que cree en ti, que tienes recursos para apoyarte y que tienes una oportunidad de oro para aprender y avanzar debería ser todo lo que necesitas para mejorar el mañana y tu futuro.

Etiquetas

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario