Desarrollo Personal Motivación

Perseguir la Felicidad No Necesariamente Te Hará Feliz.

Cuando hablamos de felicidad, pensamos en ser felices todo el tiempo (todos los días, cada minuto y con cero negatividad). Intentamos perseguir este estado constante de “felicidad” como nuestro objetivo, y evitar cualquier cosa que nos lo quite.

Pero, ¿Qué significa este tipo de “felicidad”? Es como tu comida favorita. Cuanto más tengas de esto no siempre significa mejor. Por el contrario, cuando sólo tienes la oportunidad de comerlo con moderación, es cuando realmente saboreas cada bocado. Entonces, ¿Es la comida misma lo que te hace feliz, o es lo valioso que es para ti cuando la comes?

Siempre debemos recordar que sólo experimentando la tristeza entendemos lo que es ser feliz.

Asumir que otros siempre son felices es el mayor malentendido de la felicidad.

La mayoría de la gente ve a aquellos que tienen vidas aparentemente perfectas y asumen que son felices todo el tiempo. Desde la infancia, estamos condicionados a perseguir la idea de “felices para siempre” que vemos en los cuentos de hadas. En las redes sociales, todos tienden a compartir sólo los aspectos más atractivos de sus vidas (incluyendo a nosotros mismos). Así que es muy fácil tener una visión distorsionada de lo que es la “felicidad” a nuestro alrededor.

En realidad, siempre hay algo que falta, algo que está ausente o algo desagradable.

Nadie tiene una vida perfecta. Incluso ni las celebridades más glamorosas o los multimillonarios más ricos, cada uno tiene su propio conjunto de desafíos y problemas.

Cuando nos sentimos negativos, sólo nos enfocamos en una pequeña parte de nuestra vida. Como administrador de mi empresa, he tenido que lidiar con innumerables problemas, y algunos de ellos se sintieron como verdaderos contratiempos en ese momento. Durante esos momentos, realmente parecía que esos problemas serían la vida o la muerte de mi empresa y mis metas de vida. Pero los superé, y pasaron semanas, meses y eventualmente años con muchos algunos que otros altibajos.

Necesitas mantener la vista extendida. Mirando hacia adelante y atras, muchos de esos problemas “realmente grandes” en ese momento parecen ser sólo pequeños parpadeos en una larga línea de experiencias. ¡Recordarlos en mi mente ahora me hace sonreír!

Deja de intentar ser feliz. Sólo se tu mismo.

Es natural querer ser feliz lo más a menudo posible. Entonces, ¿qué podemos hacer? Primero, desecha la creencia de que una vida perfecta significa felicidad. Personalmente, me sentiría miserable si todo fuera perfecto. Es por experimentar los dolores de los desafíos de toda la vida que nos impulsa a cuidar a otros cuando están experimentando las mismas pruebas. Si la vida fuera perfecta, no seríamos capaz de sentir empatía. Si la vida fuera perfecta, no crecerías.

Para ser verdaderamente feliz, deja de perseguir la felicidad permanente. Suena como una paradoja. Lo que quiero decir es, aceptar que habrá altibajos a lo largo de toda la vida. Entender con gracia que la felicidad es una fluctuación de eventos positivos y negativos.

Comprender la importancia de la gratitud. En vez de concentrarte en el momento desagradable ahora mismo, regresa la memoria a cuando tuviste o no tuviste algo. Me gusta pensar en mi carrera, por ejemplo. Cuando no tenía una carrera que me apasionara, me sentía perdido y desmotivado. Sentí como si todos supieran sus vidas menos yo. Pero cuando encontré mi propósito y comencé mis empresa, estaba profundamente feliz, ¡incluso antes de darme cuenta que tendría éxito! Este recuerdo me mantiene vivo cuando hay momentos difíciles. Se necesita la oscuridad para hacernos agradecidos por la luz.

La felicidad y la tristeza están unidas

Todo se reduce a esto: tu vida estará llena de momentos hermosos, felices e increíbles. Lágrimas felices y gritos alegres e historias graciosas. Pero tu vida también estará llena de lluvia y tormentas que nunca parecen pasar cuando estás pasando por ellas.

Pero ya sea que tu rostro se calienta por la luz del sol, o que tu corazón esté humedecido por la lluvia, sabes que todo es parte del flujo y reflujo de la vida. Aprecia los momentos felices y el poder a través de las cosas tristes. No trates de evitar las experiencias “tristes” o “negativas”, y no persigas ciegamente ser “feliz”. Al final alcanzarás un verdadero nivel de satisfacción en tu vida, basado en experiencias y logros significativos. Ser capaz de crear crecimiento y significado a partir de eventos positivos y negativos – ese es el verdadero significado de “felicidad”.

Etiquetas

Acerca del Autor

Staff

Staff es el equipo de YokiPost, donde nuestra misión es servir y traer la mejor información posible, consejos, experiencias y opiniones en esta página. Queremos ayudar a nuestra comunidad a mejorar su vida, ofreciendoles la mejor orientación posible.

Agregar un Comentario
Clic Aqui para Publicar un Comentario

Publicidad

Síguenos en Facebook